Una mujer se hacía pasar por cooperante de Cruz Roja para robar en las residencias de ancianos

Fue sorprendida por personal del centro introduciéndose en habitaciones de residentes donde se apoderaba de dinero, joyas y otros efectos.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a una mujer de 45 años, como presunta autora de delitos de hurto, atentado a agentes de la autoridad y daños producidos en un vehículo policial.

 

Los agentes se personaron en una residencia de mayores sita en el número 74 del Paseo de Carmelitas, donde personal del centro había visto a una mujer ajena a las instalaciones entrando en las habitaciones. A su llegada, los funcionarios pudieron constatar que la mujer había sido sorprendida en una habitación que se encontraba totalmente desordenada y de la que había sustraído 20 euros y un reloj de pulsera. Tras inspeccionar el resto de habitaciones se pudo comprobar que había entrado en otras, de las que había sustraído distintos efectos, entre los que se encontraban un monedero con diez euros y algunas joyas. Tras el cacheo de seguridad que se le efectuó se intervinieron algunos de los efectos sustraídos y dos ganzúas metálicas, comprobándose además que por una ventana de la habitación donde fue descubierta, en la planta segunda, había arrojado a la terraza de la planta inferior otras joyas.

 

Finalmente los agentes observaron que la mujer portaba un tetra brik de leche del que bebía, pero inmediatamente tapaba la boca del mismo, comprobando que en dicho orificio se encontraba una sortija y que al agitar el envase se apreciaba que en el interior del mismo había otros objetos, por lo que procedieron en dependencias policiales a su vaciado, encontrando que, además de la sortija, contenía un broche con piedras incrustadas y un pequeño camafeo.

 

La mujer comenzó a insultar y amenazar a los funcionarios, cada vez más alterada ante la intervención de los efectos, intentando introducirse en el ascensor para escapar y tratando de morder la mano de uno de los agentes que se lo impidió. En su traslado a dependencias policiales golpeó de forma reiterada las puertas traseras del vehículo con la planta de los pies, desencajando las ventanillas.

 

La detenida, considerada una habitual en la comisión de infracciones penales contra el patrimonio, entre las que se encuentran los hurtos al descuido y a la que le constan 46 antecedentes, ha sido puesta a disposición judicial.