Una mujer, condenada en Salamanca por un delito de estafa al vender un Iphone 7 que no existía por internet
Cyl dots mini

Una mujer, condenada en Salamanca por un delito de estafa al vender un Iphone 7 que no existía por internet

La acusada puso un anuncio en internet "ofreciendo un producto, que no pretendía enviar, creando así una falsa expectativa en el denunciante, quien confiado en la apariencia de realidad y seriedad del negocio, entregó 300 euros"

"Condenar a (...), como autora criminalmente responsable de un delito leve de estafa a la pena de dos meses de multa con una cuota diaria de 6 euros y la responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago y previa excusión de sus bienes. Indemnizará a (...) en la cantidad de 300 euros. Se impone a la condenada el pago de las costas del presente procedimiento".

 

Así lo ha designado la Audiencia Provincial de Salamanca en la sentencia correspondiente , "desestimando el recurso de apelación promovido por la Procuradora en representación de la acusada, contra la sentencia dictada por la Magistrada Juez del Juzgado de Instrucción nº 1 de Béjar (Salamanca), de fecha 20 de septiembre de 2018, en el Juicio sobre delitos leves nº 53/2018".

 

Según recoge la mencionada sentencia, "la denunciada no compareció al acto del juicio y nada alegó en su defensa. Contrariamente a lo alegado en su recurso, existen pruebas suficientes que, valoradas con lógica y desde la inmediación, llevan a la juez a concluir que la denunciada, con ánimo de lucro, puso un anuncio en internet ofreciendo un producto, que no pretendía enviar, creando así una falsa expectativa en el denunciante, quien confiado en la apariencia de realidad y seriedad del negocio, entregó el dinero que le solicitaban (300 euros) por un teléfono marca Iphone, modelo 7 Plus, sin llegar a recibir el producto ofertado".

 

"Resultando indiferente a los efectos del hecho enjuiciado que era la acusada quien retirase de su tarjeta el importe de 300 euros, o bien otra persona por ella autorizada, pues no ofrece duda que es la titular de la tarjeta en la que se ingresó la cantidad exigida en concepto de pago del precio por la compra del teléfono móvil, siendo significativo, como así recoge la juez en la sentencia recurrida, que el denunciante no ha podido recuperar los 300 euros, quien reclamó varias veces su devolución y que la denunciada dejó de atender sus llamadas de teléfono y mensajes de whatsApp, llegando a bloquear su contacto en la citada aplicación".