Una furgoneta deja un reguero de gasóleo en plena Plaza Mayor

Una furgoneta de reparto ha manchado de gasóleo la Plaza Mayor esta mañana al sufrir un escape de combustible.

Una furgoneta de reparto ha dejado esta mañana un importante reguero de gasóleo en la Plaza Mayor de Salamanca, un rastro visible desde la plaza Poeta Iglesias por la que ha accedido. El suceso se ha producido pasadas las 9.30 horas de este lunes y ha obligado a la Policía Local a acordonar la zona para evitar que la mancha se expandiera al ser pisada por peatones y otros vehículos.

 

El escape de gasóleo se podía observar precisamente en el giro para entrar a la plaza Poeta Iglesias y acceder a la Plaza Mayor. La furgoneta ha recorrido unos 40 metros soltando combustible hasta que se ha parado frente a un establecimiento. La fuga era visible y el olor a gasóleo ha impregnado la zona.

 

Inmediatamente, agentes de la Policía Local han procedido a acordonar con cinta y sillas de la terraza próxima el rastro de gasóleo para evitar que se expandiera con las pisadas de los peatones o el paso de los numerosos vehículos de carga y descarga que acceden cada mañana por ese arco a la Plaza Mayor. A los pocos minutos, han llegado los bomberos y se ha aplicado material absorbente para tratar de limpiarlo.

 

Hace unos días la rotura del depósito de un turismo dejó otro reguero de combustible que llegaba desde la Plaza de España hasta la plaza de Santa Eulalia. Y la Plaza Mayor sufre en los últimos meses numerosas agresiones merced a la circulación de vehículos, como el derribo de una farola, los numerosos rozones en los arcos causados por las cajas de las furgonetas de transporte o la presión de ver circular en su interior más de un centenar de vehículos cada día.