Una fiesta en un piso de Salamanca supera en 10 decibelios el nivel permitido y le cuesta a una joven 300 euros

Los hechos tuvieron lugar ea las 02.00 horas del pasado 31 de enero en una vivienda ubicada en el número 7 de la calle Echegaray.

Se les fue de las manos... una joven ha sido sancionada con 300 euros por hacer más ruido de la cuenta a la hora de celebrar una fiesta en su domicilio.

 

La denuncia interpuesta por la Policía Local de Salamanca tuvo lugar a las 01.58 horasd el pasado 31 de enero en una vivienda del número 7 de la calle Echegaray de la capital salmantina por el siguiente motivo: "Dejar constancia de las molestias originadas por el ruido de aparatos musicales y voces, procedente de esta vivienda, que suponen la superación en 10,2 decibelios de los niveles máximos admisibles de ruido, circunstancia imputable a N. M. S. como titular del mismo, que pudiera suponer la comisión de una infracción de carácter muy grave contemplada en la Ordenanza Municipal para la Protección del Medio Ambiente contra la Emisión de Ruidos y Vibraciones, consistente en superar los niveles máximos admisibles de ruido a partir de ocho decibelios (8 dB) tanto en emisión como en inmisión, infracción que podría ser sancionada con multa de hasta 3.000 euros".