Una factura de 157.000 euros para la dirección de obra engorda el coste del vial del nuevo Hospital

El Ayuntamiento saca a contratación la dirección externa de obra en la que gastará más de 150.000 euros.

Los gastos subsidiarios del vial de acceso al nuevo hospital están engordando la factura final del proyecto, que ya de por sí supera los 6,5 millones de euros sólo en la ejecución de la obra. Un ejemplo de este incremento de costes es la contratación de los servicios de dirección de obra, en los que el Ayuntamiento de Salamanca ha decidido gastar más de 150.000 euros y que salen a concurso por procedimiento restringido.

 

En concreto, se trata de un contrato de 157.354,07 euros destinados a la asistencia técnica para la dirección de obra. Para llevar a cabo la dirección es necesaria la contratación de un ingeniero de caminos, un ingeniero de obra pública, un topógrafo, un vigilante y un peón. La adjudicación del contrato está conferida por delegación del alcalde al primer teniente de alcalde, Carlos García Carbayo, que elegirá entre las empresas a las que se invite a participar y presentar sus ofertas, ya que se trata de un procedimiento restringido. Habrá un plazo para solicitar la participación en el proceos, pero después del Ayuntamiento seleccionará a las aspirantes en función de varios criterios.

 

Frente a esta externalización, Ganemos propone la contratación desde el Ayuntamiento de varios técnicos durante el tiempo de las obras, que durarán entre 12 y 18 meses. Incluyen la compleja construcción de un muro de hasta 14 metros para separar el nuevo acceso del Tormes.

 

El pasado diciembre, el pleno municipal aprobó la construcción del vial que conectará el Paseo de San Vicente con la Avenida de Ramos del Manzano y facilitará el acceso al nuevo hospital. El Pleno Municipal daba el visto bueno al proyecto de esta importante infraestructura que tiene una longitud de casi 600 metros, cuenta con un presupuesto base de licitación de 6,5 millones de euros, un plazo de ejecución de doce meses y recibirá el nombre de Paseo de la Transición Española.

 

Tal y como recoge el proyecto, contará con una nueva glorieta cerrada ubicada en la curva actual del paseo de San Vicente al Paseo del Desengaño, desde la que se accederá directamente a la zona de urgencias hospitalarias, y conectará con la Glorieta Francisco López Villalobos ejecutada en la Avenida Doctor Ramos del Manzano, junto al Puente de la Universidad. Contará además con otra glorieta central que permitirá los accesos hacia el nuevo conjunto hospitalario y al futuro aparcamiento.

 

En el vial se prevén además zonas reservadas para las paradas de bus y taxi y desde el mismo se accederá a la zona hospitalaria, a través de una entrada peatonal. El vial contará con una calzada por sentido de circulación de 6,25 metros de anchura con dos carriles de más de tres metros cada uno de ellos. La separación física entre ambas calzadas se ha encomendado a una mediana pavimentada de 1,50 metros de anchura en la que se ubicarán los nuevos puntos de luz. Las aceras para el tránsito peatonal se extenderán en ambas márgenes con franjas de dos a tres metros de anchura.

Noticias relacionadas