Una estatua de bronce rinde homenaje a la centenaria tradición de las turroneras de La Alberca

Tres turroneras, junto a la estatua que les rinde homenaje.

La plaza del Mercado Central luce ya una estatua de grandes dimensiones que rinde homenaje a las turroneras albercanas, que no faltan a su cita para vender un producto artesano y tradicional reconocido desde hace décadas.

La plaza del Mercado Central alberga desde este jueves una escultura con la que se quiere hacer un homenaje a las turroneras de La Alberca, una tradición casi centenaria que pasa por ser una de las muestras más genuinas de comercio artesano y tradicional de los productos puramente salmantinos. Las turroneras llevan ocupando los soportales inferiores de la plaza desde los años '30 del siglo pasado y no faltan a su cita a pesar del frío intenso que suelen soportar. Sus turrones artesanos, pero también su miel y jalea real atraen a compradores fieles cada año.

 

 

La escultura fundida en bronce a la cera perdida de grandes dimensiones (más de 1,60 metros de alto y de 1,40 de ancho y un peso de 600 kilogramos), es obra del artista Gonzalo Coello Campos, autor de exposiciones en Madrid, Barcelona, Bilbao, Valladolid, París, Niza, Bruselas y en ciudades norteamericanas como Washington, Nueva York y Augusta. Representa a una turronera albercana sentada en una caja de madera delante de su mesa y ante un bloque de turrón duro, con los utensilios tradicionales con el que lo parten.

 

Este conjunto escultórico se completa con otras dos piezas que representan a un carnicero y a una verdulera, esculpidas también por Gonzalo Coello Campos y que se han instalado en la Plaza del Museo de Comercio. Estas obras, que son, igualmente, de grandes dimensiones y de bronce fundido a la cera, muestran a estos profesionales en movimiento y tienen gran expresividad.

 

Con estas esculturas, que son las primeras de Gonzalo Coello que muestran las calles y plazas de la ciudad, se ha pretendido rendir un homenaje al comercio tradicional tan importante en Salamanca. Estas obras estaban incluidas en el proyecto de mejora de la Plaza del Mercado y no suponen un coste añadido para las arcas municipales