Una embarazada atraca una joyería simulando llevar una bomba

"No te imaginas que eso puede ser falso porque ella actuaba con mucha tranquilidad", dice la víctima
Una mujer embarazada ha atracado una joyería en Badajoz utilizando un mando a distancia de televisión con unas pilas atadas y que simulaba una bomba, que ha amenazado con hacer detonar si no le entregaban las joyas del establecimiento.

La propietaria de esta joyería, Maite Castellano, ha explicado que a pesar de reconocer el aparato, en ese momento no se planteó que fuese un mando de televisión. "No te imaginas que eso puede ser falso porque ella actuaba con mucha tranquilidad", ha asegurado.

Horas antes del suceso, la atracadora entró en el establecimiento por primera vez, donde estuvo viendo joyas como clienta en el escaparate y accedió al local, donde se probó unos collares de oro, incluso pidió a la dependienta de la joyería que le reservara varios artículos.

En ese momento, había más gente en la tienda por lo que la atracadora no actuó. "Se vio agobiada y se fue", ha señalado Maite Castellano, quien ha explicado que antes de irse, preguntó a las dependientas la hora de cierre del negocio, hecho que hizo sospechar a Maite, que de inmediato puso en alerta a algunos familiares.

Sin embargo, el hecho de que la mujer estuviera embarazada hizo dudar a la propietaria de que pudiera cometer un atraco. "Que estuviera embarazada da una confianza, pues crees que no va a salir corriendo y no crees que vaya a hacer nada. No te imaginas te va a atracar", ha confesado.

Segundo intento con la tienda vacía
Una vez que la tienda estaba vacía y no había clientes, la atracadora entró por segunda vez, puso el falso artefacto encima del mostrador y dijo: "Esto es una bomba, no se les ocurra moverse, no se les ocurra llamar a nadie, ni tocar la alarma, no se les ocurra hablar ni decir nada, porque cualquier vibración que hagan puede hacer estallar la bomba", ha relatado Maite Castellano.

La dueña del establecimiento ha confesado que tanto ella como su compañera se pusieron "bastante nerviosas". "Mi compañera quería irse del local", ha relatado Maite, que en ese momento ha asegurado que no se dio cuenta de que con las vibraciones de la voz la bomba no se activó, pero salieron corriendo.

Fue en entonces cuando la mujer aprovechó para robar cinco collares, cinco pulseras y tres cruces de oro por un valor aproximado de 12.000 euros y huyó. Ante el miedo de que el supuesto artefacto explosivo fuese a detonar, Maite, con la ayuda de algunos vecinos, cortó la calle impidiendo el paso a los viandantes.

Minutos después acudió a lugar de los hechos la Policía Nacional y confirmó a los afectados que el supuesto artefacto estaba compuesto por un mando a distancia de televisión con unas pilas atadas a su alrededor que simulaban una bomba.

Algunos de los vecinos que estaban en la calle en ese momento vieron a la atracadora montarse en el coche, lo que facilitó el trabajo a la Policía. La mujer de nacionalidad portuguesa fue detenida en una gasolinera cerca de la frontera de Badajoz con Portugal. En el coche llevaba un cuchillo de submarinismo, un arma prohibida en España.

Los vecinso, sorprendidos por el atraco
Tanto a vecinos como a trabajadores de tiendas cercanas a la joyería, les ha sorprendido lo ocurrido. Tina, que trabaja en una zapatería al lado de la joyería, ha declarado a Europa Press Televisión que la propietaria acudió a su establecimiento a llamar por teléfono para avisar de lo ocurrido. "La pobre estaba descompuesta", ha confesado.

"Por lo visto le había amenazado con una bomba que era un mando de televisión, una chapuza vamos", ha bromeado Tina, ya más tranquila después de conocer el final del suceso, pues los agentes lograron recuperar el botín y ahora la mujer está detenida a la espera de juicio.

En otro establecimiento cercano, que casualmente es otra joyería, Esther, una de las empleadas, se enteró de lo ocurrido cuando vio llegar a varios coches de Policía. "Fue todo como un poco de película", ha manifestado, "pero el susto se lo llevaron", a pesar de que han detenido a la ladrona y han podido recuperar las joyas robas, ha concluido.