Una decisión de García Carbayo pone en peligro la reclamación de 1,5 millones de euros por el 'caso piscinas'

La concejala de ganemos Virginia Carrera (Foto: De la Peña)

Se hizo por decreto del teniente de alcalde cuando se tenía que haber tramitado por acuerdo de pleno: Eulen ha alegado para no pagar.

Tres años después de estallar el escándalo, el 'caso piscinas' sigue coleando hasta el punto de que está en duda la posibilidad de recuperar 1,5 millones de euros que el Ayuntamiento de Salamanca reclama a la antigua concesionaria de las piscinas municipales. Esta cantidad es la parte que recuperarían las arcas municipales de un 'agujero' de cerca de 6,5 millones de euros generado por el incumplimiento de la obligación de mantener las instalaciones en buen estado, que figuraba en el contrato y que nadie vigiló durante años. Sólo cuando hubo que cambiar de concesionaria y se visitaron las instalaciones se comprobó que la empresa no había invertido en mantenimiento y mejoras.

 

Según un informe de los técnicos municipales, el Ayuntamiento no llevó a cabo la vigilancia del contrato, la concesionaria no cumplió con su obligación de mantener las instalaciones (las gestionó durante 15 años) y el resultado fue un deterioro valorado en 6,6 millones de euros"El Ayuntamiento de Salamanca no ha actuado con la diligencia debida", decía el informe.

 

ganemos virginia carrera gabriel risco

Foto: De la Peña

 

Tras mucha polémica, al final el equipo de Gobierno del PP reconoció que la que había sido concesionaria durante unos 15 años, Eulen, debía cerca de 1,5 millones que no había ejecutado en mantenimiento al que estaba obligado por contrato, aunque la reclamación podría haber sido mayor. Eso sí, poner las piscinas a punto costó 6,5 millones, pero el Ayuntamiento se las ingenió para que buena parte de la diferencia quedara como obras de mejora o pérdida de valor por el simple deterioro. Al final, se acordó reclamar esos 1,5 millones de euros porque, además, no había seguro a todo riesgo que hubiera evitado este problema.

 

Sin embargo, la reclamación todavía no ha llegado a buen puerto y se ha encontrado con el primer obstáculo. Tras verse forzado por la oposición, el equipo de Gobierno accedió a hacer una reclamación patrimonial en el juzgado contra Eulen por la cantidad de 1.477.935 euros con IVA. La reclamación se ha hecho por vía de decreto de teniente de alcalde, a cargo del concejal Carlos García Carbayo. El PP decidió que se hiciera así, cuando lo normal es que se hubiera hecho por acuerdo de pleno.

 

La decisión se ha confirmado como un error cuando la empresa ha alegado precisamente que la reclamación le llega por parte de un órgano que no es el mayoritario de la corporación; se ha negado a pagar porque no se ha hecho por acuerdo de pleno. El grupo Ganemos Salamanca sospecha que "se le ha puesto una vía de escape" a la empresa al reclamarle la cantidad por decreto de teniente de alcalde y no por acuerdo de pleno. "¿Está poniéndole el alcalde una alfombra roja a Eulen para evitarle el pago?", se ha preguntado Gabriel Risco que no ha dudado en recordar que esta empresa es una de las que figuraba en los 'papeles del PP de Salamanca', el presunto caso de financiación irregular de campañas del PP salmantino. Unas anotaciones en las que aparecían empresas y cantidades económicas, bajo los epígrafes 'A' y 'B', y cuyo autor confeso es Fernando Rodríguez.