Una concejala socialista se encierra en el ayuntamiento de Barruecopardo en defensa de las urgencias

La concejala se ha encerrado junto a los vecinos en protesta por la apertura de las urgencias unicamente en Semana Santa

La Guardia Civil pretende convencer a María Luisa del Mazo que deponga de su actitud. Los vecinos respaldan la acción de la concejala

La concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Barruecopardo, María Luisa del Mazo ha comenzado un encierro en el salón de plenos de la Casa Consistorial en protesta contra la última decisión de la Consejería de Sanidad respecto a la reapertura, solo en Semana Santa, de las urgencias médicas nocturnas.

 

Del Mazo asegura que “mi intención con esta acción es alzar la voz ante los medios de comunicación de la tremenda injusticia que se está cometiendo en esta comarca con el cierre de las urgencias”.

 

Marisa del Mazo reside habitualmente en Madrid, “por eso en estos días de Semana Santa me solidarizo de esta forma con toda la geste que reside en Barruecopardo y a los que la Junta de Castilla y León ha despreciado con esta decisión, convirtiéndolos en ciudadanos de segunda”.


En estos momentos efectivos de la Guardia Civil intentan convencer a la concejala para que desista de su encierro aunque asegura que “no daré marcha atrás hasta que consiga el objetivo, y si tengo que pasarme aquí toda la Semana Santa lo haré”. De momento se prepara una acción de protesta en los aledaños del Ayuntamiento en apoyo a la concejal.
 

Del Mazo explica que el cierre de la urgencias en Las Arribes es “una indecencia y un ataque contra la dignidad de miles de personas, en su mayoría mayores, que viven en estos pueblos, alejados de la capital, sin hospitales, malas carreteras, sin medios de locomoción y ahora sin médico por las noches”, y tacha a los responsables de la decisión de “ausencia total de humanidad ante el dolor y sufrimiento que están generando”, a la vez que insta a la Junta de Caastilla y León a “que rectifique como lo han hecho en Castilla-La Mancha abriendo los 21 puntos de atención sobre los que pesaba la orden del cierre de guardias médicas”.