Una campaña municipal conciencia contra el abandono de animales que repunta en julio y agosto

La teniente de alcalde Ana Suárez durante la presentación de la campaña estival contra el abandono de animales.

La campaña municipal ‘Nos vamos de vacaciones’ pretende sensibilizar a la población contra el abandono de animales durante la época estival.

La concejala responsable de la Oficina de Bienestar Animal del Ayuntamiento de Salamanca, Ana Suárez, ha dado a conocer la campaña municipal contra el abandono de animales. Bajo el lema ‘Nos vamos de vacaciones’ y el hastag #mimascotavaconmigo, la campaña tiene como objetivo sensibilizar a la ciudadanía sobre la posibilidad de disfrutar de las vacaciones con su perro.

 

“En Salamanca, la sensibilidad hacia los animales de compañía es cada mayor y por eso resulta difícil comprender que se abandone a un miembro de la familia por la llegada del verano. Disfrutar de las vacaciones con nuestro perro es una de las experiencias más gratificantes que podemos compartir y cada vez es más fácil hacerlo, porque son admitidos en muchos destinos turísticos y son más numerosos los recursos (hoteles, campings, restaurantes, playas, etc.) que aceptan la presencia de perros”, ha señalado Ana Suárez.

 

Durante la campaña, que se inicia el 2 de agosto y se prolonga hasta el 26 del mismo mes, se distribuirán 300 carteles y 5.000 folletos informativos en establecimientos relacionados con animales de compañía (clinicas veterinarias, tiendas de animales, de alimentación…), así como en instalaciones municipales (piscinas, biobliotecas, centros de participación…). También se instalarán carteles en 30 mupi (mobiliarios urbanos como punto de información). La finalidad de los folletos es concienciar e informar a los salmantinos sobre conductas responsables contra el abandono o la pérdida de animales de compañía, como la obligatoriedad de identificar a los perros mediante chip, la necesidad de una educación adecuada de los animales para evitar problemas de conducta, o la esterilización como medida para combatir los abandonos de camadas no deseadas.

 

Solamente en Salamanca, durante el pasado año, el servicio municipal de recogida de animales se hizo cargo de total de 260 animales, de los cuales el 84% fueron abandonados y el resto se trataba de animales perdidos que fueron devueltos a sus dueños. El número de abandonos se distribuye uniformemente a lo largo de todos los meses del año, pero tiene un repunte en enero, como consecuencia de regalar irresponsablemente animales como si fueran juguetes durante la Navidad. También, en la época estival de julio y agosto, como consecuencia de las vacaciones.

 

Al hilo de lo expuesto, la teniente de alcalde, Ana Suárez, ha puntualizado que “también se recuerda que el abandono de mascotas conlleva graves consecuencias para los animales, tanto físicas como de bienestar y es un delito penado”.