Una buena oportunidad para acercarse al libro

 
No todo está en los libros, pero casi; en ellos se ha plasmado el conocimiento a lo largo de la historia y en ellos quedan impregnadas para siempre las emociones y los sentimientos. Los libros son, en cierto modo, la vida misma, y a través de sus páginas nos llegan la cultura, la formación y la experiencia, conjugadas con la ilusión, la imaginación y la magia. Una Feria Municipal del Libro es la oportunidad perfecta para reencontrarse con la lectura a través de los propios ejemplares a la vista de todos en la Plaza Mayor, pero también a través de sus protagonistas, los escritores, a través de la música, el teatro o las conferencias. Que los libros se apoderen de nuestra ciudad los próximos nueve días es un privilegio que debemos agradecer, y la mejor forma de hacerlo se llama participación. Compren libros, lean libros, recomienden libros, aprendan de los libros, conozcan un poco mejor la obra de Gonzalo Torrente Ballester –protagonista de esta edición a través de un ciclo de conferencias con motivo del centenario de su nacimiento–, lleven a los niños a las funciones de teatro, a las exposiciones, a la lectura al aire libre. Hagan de la Plaza Mayor otro lugar de encuentro universal a través del gran legado de las letras impresas. Los Premios de Novela y Poesía Ciudad de Salamanca abrirán hoy el encuentro con escritores, al que también acudirán Juan Carlos Maestre, Ángeles Caso, Clara Sánchez o María Dueñas, además de un importante elenco de autores salmantinos. Su presencia supondrá un aliciente más a una Feria imprescindible.