Una avería mantiene sin ascensores al centro de salud de La Alamedilla por segundo día
Tribuna mini Saltar publicidad
Asanz 600x800 file
Cyl dots mini

Una avería mantiene sin ascensores al centro de salud de La Alamedilla por segundo día

Cartel que avisa de la avería de los ascensores del centro de salud de La Alamedilla.

La avería ha dejado fuera de servicio a los dos ascensores del centro y ha habido que subir a pulso carros de bebé a Pediatría en la primera planta.

El centro de salud de La Alamedilla ha sufrido este miércoles una nueva incidencia con la avería de los dos ascensores que comunican sus plantas. Los elevadores han estado fuera de servicio toda la mañana lo que ha obligado a buscar alternativas para subir carros de bebé o sillas de ruedas de los pacientes y usuarios que han acudido a las citas y consultas. Se trata, según las fuentes consultadas, del segundo día consecutivo.

 

Durante toda la mañana ha sido necesario el concurso de celadores y personal para poder subir carros de bebé a la primera planta, donde está pediatría, o ayudar a personas con dificultades para subir las escaleras. Incluso se ha improvisado una consulta en la planta inferior. El problema de partida ha sido una inundación que ha llenado de agua el foso de los ascensores.

 

El centro sufre una plaga de problemas y el pasado mes de diciembre los pacientes tuvieron que esperar hasta dos horas durante una jornada para ser atendidos por un corte de luz mal programado. Al parecer, los trabajadores solicitaron que este corte se realizara en horario en el que el centro no tuviera actividad asistencial es decir o bien un viernes a partir de las 15.00 horas o un sábado por la mañana.

 

Antes, el pasado mes de junio, se quedaron sin poder hacer radiografías, ya que no se podían revelar y solo era posible verlas en pantalla. Hace años que se viene demandando, por parte de los profesionales sanitarios que este aparato se integre dentro del sistema RIS que en la actualidad permite incorporar las imágenes en la historia  clínica, y ser visto en las pantallas de las consultas de los y las médicas.