Una avería con el reloj el día del cambio de hora deja sin alumbrado buena parte del barrio de Comuneros
Cyl dots mini

Una avería con el reloj el día del cambio de hora deja sin alumbrado buena parte del barrio de Comuneros

Una avería en el reloj provoca fallos en el alumbrado durante todo el día en desde La Alamedilla al alto del Rollo. Comuneros seguía a oscuras pasadas las ocho de la tarde.

Amplias zonas de Salamanca en el eje entre el parque de La Alamedilla y el alto del Rollo han estado a oscuras durante horas este domingo por culpa de una avería en el alumbrado. El suceso se ha prolongado durante todo el día y pasadas las ocho de la tarde parte de la avenida de Comuneros o el parking de La Radio seguián sin iluminación pública. El problema ha afectado a lugares sensibles como el parque de La Alamedilla o el centro de salud, además de a numerosos pasos de peatones o el parking de la Radio. Entre Alamedilla y el Rollo suman más de 8.000 habitantes.

 

El suceso ha provocado varias llamadas al 112 y a la Policía Local ya que se ha prolongado durante horas. El fallo, según ha podido confirmar TRIBUNA, afectaba al alumbrado de las calles de buena parte del barrio de Comuneros. El motivo, según fuentes policiales, una avería en el reloj que programa la hora de encendido de las farolas y demás elementos de iluminación pública. Justo el día en que se cambiaba la hora, lo que ha hecho más palpable la falta de luz en las calles ya que ha anochecido antes.

 

Según ha podido comprobar este medio, hasta pasadas las 19.00 horas estaban sin luz todo el parque de La Alamedilla, todos los tramos de Comuneros desde la plaza de España al alto del Rollo, el paseo del Ferrocarril, la calle La Radio o el parking de la citada calle, donde aparcan más de 300 coches. Minutos después se ha recuperado el alumbrado en el parque y algún tramo de Comuneros, pero otros permanecían a oscuras, igual que el parking o la calle la Radio.

 

Se da la circunstancia de que, por la mañana, muchas de las luminarias que han fallado estaban encendidas más allá de las 11.00 horas, a plena luz del día.