Un triplete como broche de oro para celebrar el cuarto de siglo en la elite

La conquista de la Liga permite a Perfumerías Avenida cerrar una temporada sobresaliente en la que las expectativas, pese a que eran altas, se han superado. El objetivo era ganar títulos y se han logrado tres en la misma campaña, algo inédito en la historia del club, pero además eso se ha acompañado por un juego que por calidad y entrega ha ‘enganchado’  a sus aficionados prácticamente desde el primer día.

De hecho el equipo salmantino fue encargado de inaugurar la temporada junto a IDK Gipuzkoa un 22 de septiembre en la cita a partido único que decidía el campeón de la Supercopa de España. El duelo se disputó en Würzburg con el equipo salmantino, como vigente campeón de Liga, como local y el triunfo de las azulones, 93-80, permitía sumar el sexto trofeo de la Supercopa a sus vitrinas. Milovanovic, con 28 puntos, fue la máxima anotadora de aquel encuentro aunque la designada como MVP fue Adaora Elonu que acabó el duelo ante el equipo vasco con 17 puntos y 11 rebotes en su haber.

 

Campeonas de Supercopa 

 

La siguiente cita con un título en juego tuvo lugar en Girona en el mes de febrero.  Perfumerías Avenida pidió ser organizador de la Copa de la Reina pero también lo hizo Spar Citylift Girona cuya propuesta fue la elegida por la Federación Española de Baloncesto por lo que el equipo salmantino debía intentar reconquistar su ‘título favorito’ en territorio enemigo. Superada la semifinal ante Gernika Bizkaia con una suficiencia inesperada para muchos (48-72) por aquello de que el equipo vasco era el único que había conseguido doblegar en Liga al equipo de Ortega, llegaba el partido definitivo y en él tocaba jugárselo todo ante el anfitrión.

 

Una final que siempre se recordará como la de Silvia Domínguez. La capitana se echó al equipo a su espalda tras unos primeros 20 minutos en los que Girona le puso contra las cuerdas y de su mano llegó primero la remontada y después la victoria, 80-76. Silvia, designada MVP de la Copa, acabó el partido con 27 puntos anotados, 7 rebotes, cinco asistencias y diez faltas recibidas. Simplemente colosal, aunque sin olvidar que todo se fraguó en la entrega defensiva de todo el equipo y que otras siete jugadoras sumaron puntos, dos de ellas por encima de la decena, De Souza y Givens.

 

Campeonas de la Copa de la Reina

 

Para ganar la Liga, Perfumerías Avenida fue primero líder de la temporada regular con una única derrota en 26 encuentros disputados. Después superó con suficiencia la semifinal para plantarse en la ronda de play off definitiva ante Girona con el factor cancha a su favor. La historia dice que ese primer partido casi siempre ha sido fundamental y Avenida fue con él a por todo, aunque tuvo que esperar al segundo tiempo para sentirse realmente superior. Un parcial de 25-13 en el tercer parcial resultó definitorio, como fue decisiva la actuación de una Jelena Milovanovic  que llegó hasta los 30 puntos anotados y 35 de valoración final.

 

El título se podía decidir en Girona pero no fue así porque el rival defendió sus posibilidades como gato panza arriba y no permitió que Avenida terminara de ser Avenida, aunque estuviera en partido hasta el final. Esta vez fue Ibekwe la 'MVP' que lideró al equipo ganador (79-75) y todo quedó pendiente del tercer y definitivo choque, a jugar en Würzburg porque el 25-1 en Liga Regular le daba a Perfumerías Avenida el derecho a jugarse el todo o nada en su casa y ante los suyos. 

 

Y en Würzburg Avenida no falla, allí donde ganó la Supercopa y que se quedó con ganas de vivir la Copa de la Reina, Pefumerías Avenida pudo dedicarle a su afición el tercer trofeo, el broche perfecto para celebrar el aniversario del club. Con Milovanovic de nuevo inspirada, bajo la dirección excelsa de Silvia Domínguez y con ese espíritu de trabajo desarrollado durante todo el año. Ni una duda desde el minuto uno ni un relajarse durante los siguientes 39. Dominio casi de principio a fin del equipo salmantino que acabó ganando tranquilo pero dejando todo hasta levantar los brazos con el pitido final (67-46).