Un total de 55 profesores nativos de inglés impartirán clase en Castilla y León el próximo curso académico
Cyl dots mini

Un total de 55 profesores nativos de inglés impartirán clase en Castilla y León el próximo curso académico

La Junta renueva su compromiso con el Consejo de Intercambios Educativos con el Extranjero para contar con profesorado nativo en las aulas de Castilla y León.

Un total de 55 profesores nativos de habla inglesa impartirá clase en las aulas de Castilla y León el próximo curso. Se trata de colaboradores procedentes de Estados Unidos, Canadá, Australia o Nueva Zelanda, que apoyan el aprendizaje del idioma como lengua extranjera en centros bilingües de la Comunidad.

 

Este hecho se sustenta en la renovación del acuerdo entre la Junta y el Consejo de Intercambios Educativos con el Extranjero, que databa de 2016 y ahora ha sido actualizado a los protocolos covid. Éste tiene como objetivo mantener el profesorado nativo en las aulas de Castilla y León, como política prioritaria para “la internacionalización de los centros educativos de la Comunidad”.

 

La consejera de Educación, Rocío Lucas, y el representante del Consejo de Intercambios Educativos con el Extranjero (CIEE) Teach Abroad Programs, Stephen Bush han suscrito el acuerdo. El programa ‘Teach in Spain’ destaca no solo por su valor en el proceso de aprendizaje de lenguas extranjeras, sino por el modo voluntario en que se lleva a cabo.

 

Además, también formarán parte de esta iniciativa, liderada por la Dirección General de Innovación y Formación del Profesorado, voluntarios neozelandeses y australianos y alumnos de Magisterio de la University of Central Florida en Orlando, Estados Unidos; y del Institut National Supérieur du Professorat et de l'Education de Grenoble, en Francia, que completarán así su formación académica. Se reanuda así un programa paralizado desde marzo de 2020 por la pandemia.

 

Los voluntarios colaboran en los centros para la mejora de la competencia comunicativa y sociocultural del alumnado en las aulas de idiomas y/o en las de las materias que se imparten en lengua extranjera, sin superar las 12 horas semanales, agrupadas en cuatro días a la semana. Al mismo tiempo, el voluntario contribuye a la mejora de la competencia comunicativa en lengua extranjera de los miembros de la familia de acogida de manera informal con una duración de tres horas por semana.