Un total de 26 propietarios no ha querido borrar los graffitis de sus edificios en Salamanca
Cyl dots mini

Un total de 26 propietarios no ha querido borrar los graffitis de sus edificios en Salamanca

Se han identificado ya 139 pintadas en diferentes puntos de la ciudad y recogido 113 solicitudes de eliminación de pintadas.

Salamanca ha reforzado los medios humanos para agilizar la limpieza de las pintadas vandálicas en la vía pública. Es una medida con la que se persigue no demorar la retirada de un graffiti no controlado por carecer de autorización cuando se trata de inmuebles privados. Hay que recordar que para que el Consistorio pueda llevar a cabo la limpieza de una pintada en un inmueble del que no es titular necesita una autorización expresa del propietario del mismo.

 

Para poner en marcha esta actuación, a través de la empresa encargada de la limpieza urbana y la recogida de basura, se ha contratado a tres personas que están identificando las pintadas en la vía pública y recabando autorizaciones en las comunidades de vecinos y negocios con el fin de agilar la limpieza de las mismas.

 

En lo que va de mes se han identificado ya 139 pintadas en diferentes puntos de la ciudad y se han recogido 113 solicitudes para eliminarlas. Un total de 26 propietarios no ha querido que la pintada sea retirada.

 

La identificación de pintadas y recogida de autorizaciones ha comenzado por las vías principales de la ciudad y, posteriormente, esta tarea se extenderá al resto de calles de la ciudad donde hay pintadas en inmuebles de titularidad privada.

 

Los operarios recorren las calles por ambas aceras y tras identificar las pintadas intentan conseguir los permisos de los propietarios para posteriormente llevar a cabo su limpieza con los medios adecuados de los que dispone el Ayuntamiento para este tipo de intervenciones.

 

TOLERANCIA CERO

 

Esta medida se enmarca en el Plan Municipal de Actuación para intensificar la lucha y la limpieza contra las pintadas no controladas en la ciudad de Salamanca que persigue mejorar la imagen de la ciudad, atender la demanda de los ciudadanos y proteger el patrimonio.

 

En lo que va de año el Ayuntamiento de Salamanca ha retirado  ya más de casi 2.000 pintadas vandálicas en diferentes emplazamientos de la capital. como fachadas, mobiliario urbano (bancos, contenedores y papeleras) o pedestales.