Un solitario tanto de Manjón le da a Unionistas el 'pleno al 15'

Imagen del choque entre Almazán y Unionistas (Foto: @UnionistasCF)

Cinco victorias consecutivas dejan al conjunto entrenado por Astu ya en segunda posición, empatado ya con el Salmantino.

FICHA DEL PARTIDO

 

0 SD ALMAZÁN: Javi, Andrew, Gonchi, Anto (Cascante, 19'), Culebras, Jesu, Elvira (Adrián, 75'), Santa, Pascu, Plaza y Madrigal (Rubén, 61').

 

1 UNIONISTAS CF: Molina, Flórez, Gallego, Eslava, Piojo, Cristo (Motos, 88'), Chamorro, Chuchi (Javi Navas, 68'), Carlos López, De la Nava y Manjón.

 

GOL: 0-1, min. 75, Manjón.

 

ÁRBITRO: Néstor Holgueras Castellanos. Amarilla a Eslava, Andrew, Rubén y Chamorro.

 

INCIDENCIAS: Partido disputado en La Arboleda de Soria. 

Unionistas ha firmado una racha que parecía imposible cuando cayeron ante La Virgen del Camino (2-0) hace cinco jornadas. Desde entonces, el equipo entrenado por Astu ha sumado 15 puntos consecutivos en cinco partidos, venciendo a Zamora, Arandina, San José, Cebrereña y, por último, al Almazán. 

 

El partido disputado en Soria comenzó siendo de dominio Unionista aunque sin claras ocasiones, solo una falta colgada por Cristo en el minuto 10, que fue despejada de puños por el guardameta local Javi. 

 

A partir de ahí, el choque pareció enloquecer, con las ocasiones más claras para ambos: primero para el Almazán en el 25' tras un remate de cabeza en un córner que se fue a la derecha de Molina. Luego llegaron las más claras para Unionistas con un disparo de Manjón que repele Javi en el 29', un remate de Flórez en el 32' y otro de Cristo en el 36'.

 

Llegó el descanso con la sensación de peligro en ambas áreas, sensación que se mantuvo en la reanudación. Primero Flórez por parte unionista en el 53' y luego Diego Antón en el 72' ponían el 'uy' entre sus aficiones.

 

Pero por fin, después de mucho trabajo, llegó el ansiado gol salmantino, obra de Manjón en el minuto 75, para poco después estar a punto de llegar la sentencia de las botas de Cristo a pase de Carlos de la Nava, cuyo disparo rozó el poste.

 

En lugar del 2-0 que hubiera dado tranquilidad a los blanquinegros, el final del choque fue de todo menos tranquilo: agobio de los sorianos y agonía charra hasta el pitido final.