Un sillar de un metro de ancho cerrará el hueco dejado por el medallón de Franco

Una de las últimas imágenes con el medallón de Franco en el lugar que ha ocupado.

La empresa espera terminar esta semana el trabajo con el cierre del hueco dejado por el medallón, que se hará con un sillar de 1x1 metros y el piqueteado de la inscripción inferior. A partir de ahí, se quitará el andamio y el medallón quedará libre.

La retirada del medallón de Franco tuvo el pasado viernes su momento álgido con la extracción de la pieza principal, pero todavía quedan cosas que hacer para dejar el lugar expedido de todo rastro de la presencia de la efigie del dictador. El medallón, una escultura de piedra arenisca de 450 kilos, era una pieza independiente encastrada en la orla entre los dos arcos y, al quitarlo, ha quedado un importante hueco.

 

Según se ha comentado en la comisión de urbanismo y fomento de este martes, la empresa está buscando ya un sillar que cubra ese hueco. Sus dimensiones ronda el metro de ancho por metro de alto y, una vez se consiga la pieza precisa, servirá para tapar el hueco.  Una vez se cierre el hueco, se terminará el trabajo, contemplado en el proyecto, con el piqueteado de la inscripción que todavía persiste bajo el lugar que ocupaba el medallón y que, según está previsto, también debe eliminarse.

 

Con estas dos actuaciones, se podrá dar por terminada la eliminación del medallón, ordenada por el juzgado y reafirmada por la comisión territorial de Patrimonio. La efigie ya fue trasladada el viernes a los almacenes del DA2 donde descansa a la espera de que se sepa qué hacer con ella.

Noticias relacionadas