Un salmantino, entre los ocho detenidos en una red de robo de perfumes y alcohol

Guadalajara. D.G.M, de 42 años y natural de Villamayor, fue apresado como miembro de una banda que vendía parte de su mercancía en Salamanca
AGENCIAS

Un vecino de 42 años natural de Villamayor y de iniciales D.G.M, figura entre los ocho detenidos por la Guardia Civil de Guadalajara, de ellos siete hombres y una mujer, por su presunta vinculación con el robo de perfumes y bebidas alcohólicas de primeras marcas de reserva, por valor de más de 158.000 euros, en el marco de la denominada operación Vigilia. La mercancía sustraída era vendida por tres receptadores en un negocio de Salamanca capital y en un establecimiento comercial en la localidad de Villaescusa (Zamora). La Subdelegación del Gobierno en Guadalajara explica que la operación Vigilia se venía desarrollando desde el pasado día 11 de diciembre de 2009, a raíz de las denuncias presentadas por los responsables de una empresa de logística con sede en el polígono industrial de Alovera, por la comisión de diversos robos con fuerza en los que los autores habían sustraído gran cantidad de perfumes y bebidas alcohólicas de primeras marcas comerciales. Gracias a las investigaciones de la Guardia Civil de Azuqueca de Henares, en un primer momento se logró detener a cinco personas; tres de las cuales eran vigilantes de seguridad de la propia empresa donde se habían cometido los robos. Los detenidos aprovechaban los fines de semana para cometer los robos ya que no había otros trabajadores en la empresa. Para ello simulaban que se habían cometido robos con fuerza, alterando los sistemas de seguridad mediante movimientos de las cámaras de vigilancia hacia ángulos muertos, lo que aprovechaban para sustraer los artículos almacenados en la nave. Posteriormente los cargaban en vehículos de su propiedad para trasladar los objetos robados a sus domicilios. En estas labores también estaba presuntamente implicado otro vigilante de seguridad que no pertenecía a la empresa objeto de los robos, así como el hermano de uno de los vigilantes. En el transcurso de las investigaciones se han realizado tres registros domiciliarios en Serracines, Alovera y Quer.