Un salmantino, diputado de Podemos por Sevilla, le disputará a Pablo Iglesias la secretaría general
Cyl dots mini

Un salmantino, diputado de Podemos por Sevilla, le disputará a Pablo Iglesias la secretaría general

Juan Ignacio Moreno Yagüe, nacido en Salamanca en 1973 y diputado de la formación morada por Sevilla, es el único candidato alternativo a Pablo Iglesias de cara a Vistalegre II, el congreso que Podemos celebrará la próxima semana. Concede su primera entrevista a un medio de Salamanca, a la que guarda en su recuerdo "con cariño y orgullo".

Juan Ignacio Moreno Yagüe, diputado salmantino por Podemos Sevilla

Juan Ignacio Moreno Yagüe sorprendió a todos hace unos días cuando se conoció su candidatura para la secretaría general de Podemos que se disputará con Pablo Iglesias la semana próxima (10, 11 y 12 de febrero), en el congreso general de la formación que se conoce como 'Vistalegre II'. Este salmantino de nacimiento (29-05-1973, Salamanca), y criado en Sevilla no es un absoluto desconocido, pues es diputado por Podemos Sevilla en el parlamento andaluz (aunque concurrió como independiente), donde en pocos meses ha dejado ya su impronta en eso que conocemos como 'nueva política'. Profesionalmente, es abogado especialista en Derecho Constitucional y bancario, y su primer 'señalamiento' público fue cuando desde 15MpaRato se le contrató para participar en la elaboración de la querella que acabó con Bankia y Rodrigo Rato sentados en el banquillo.

 

En una entrevista concedida a TRIBUNA de Salamanca, Moreno Yagüe explica que nació en Salamanca, porque sus padres estudiaban entonces en la Universidad. Derecho él( es magistrado), y Letras ella (catedrática). Y que mantiene con mucho "cariño y orgullo" su condición de salmantino. "Voy como mínimo una vez al año, durante las vacaciones de verano que disfruto con parte de mi familia en el norte de Extremadura, y siempre me escapo a pasar un día en Salamanca". Una vez concluida la carrera, sus padres dejaron la ciudad, cuando él contaba sólo con 2 años, "y desde los 10 resido y trabajo en Sevilla".

 

Lamenta que no haya habido más candidaturas ante la importante cita que supone para Podemos la celebración de Vistalegre II: "en un partido joven como el nuestro, con tan poco camino recorrido y tanto conseguido, hubiera sido lo deseable y lo esperado, y eso me tiene preocupado, pero en lugar de quedarme quieto me he lanzado a por ello, porque quiero que Podemos se tome esto muy en serio". También confiesa que su decisión fue "en el último momento", pero "no realmente por un calentón, sino porque me daba rabia que Podemos, con su potencial, se fuera a quedar en Vistalegre sólo en cuestiones orgánicas. dejando las ideas, muchas muy importantes, fuera".

 

Intentó, tras redactar un elaborado documento político, que alguna de las corrientes principales lo adoptaran, "con el único objetivo de que se pudiera leer y escuchar en la asamblea, sólo porque la gente tuviera la opción de ver que se pueden hacer muchas cosas". Y cuando comprobó que ninguna de ellas estaba dispuesta a hacerlo suyo en su conjunto, "sin cortarlo, ni despedazarlo", decidió dar el paso y se encontró con que para poder hacerlo público debía configurar una lista completa de 60 personas para concurrir a la asamblea general o bien tenía que presentarse como candidato a secretario general. Optó por la segunda opción sin dudarlo, porque la primera "era inviable a esas alturas". Sobre si la suya es una candidatura 'contra Pablo Iglesias' es tajante: "No. Estoy aquí para ayudar, y para ofrecer, el día que me harte, o que por el contrario se hayan hecho las cosas que propongo y me dé por satisfecho, me iré sin problemas". No ha recibido la llamada de Iglesias, o de Errejón tras conocerse su sorprendente candidatura, y tampoco le ha extrañado: "¿Qué me iban a decir? No tengo nada que ocultar, soy de acción, y no me oculto ni borro mis biografías en Facebook o Twitter por miedo a nada", asevera. Y no se oculta ni se arredra a la hora de hablar con claridad sobre el partido: "La deriva del Podemos actual no me gusta. No hay consciencia de que 70 escaños te dan una fuerza increíble, que con 70 escaños se puede decidir y cambiar las cosas. La gente tiene que ver un futuro en nosotros".

 

Moreno Yagüe en una imagen en el Parlamento Andaluz (Foto E.P.)

 

Quizá el resumen más concreto de lo que propugna, y lo que le ha guiado para dar este paso se contiene en este párrafo de su documento político, que puede consultarse en la web de Vistalegre II: "Tenemos por primera vez en la historia la posibilidad de actuar desde las instituciones. Ya estábamos en las calles. Ahora también estamos dentro. Solo los débiles y los cobardes pueden creer que las instituciones te adocenan, te acomodan y te diluyen"... Y en esta entrevista lo adorna con reflexiones como: "Si Podemos no se toma en serio esto, no vamos a ninguna parte, los políticos donde tienen que construir es en las instituciones, y en el Parlamento donde más. No se puede vivir ajeno ni a esto ni a Bruselas, donde se dictan el 80% de las normas que nos afectan. Tenemos que hacer más Europa, y más tal y como están las cosas ahí afuera. Mira si no el Bréxit y lo que puede costarnos a todos", advierte.

 

Aunque en las últimas fechas, y hasta la celebración de Vistalegre II su actividad se ha volcado en la asamblea general y su documento político, los grandes caballos de batalla de este singular salmantino siempre han sido las luchas contra el sistema. A la famosa querella contra Rodrigo Rato y Bankia, la semana pasada sumaba, tras seis años dedicados a ello, una victoria judicial contra el euribor en las hipotecas en un juzgado de Sevilla que pocos se esperaban. Y si tuviera que elegir un reto a conseguir en el más corto plazo, Moreno Yagüe no dudaría: "El voto telemático'.¿Cómo es posible que todavía no podamos votar así, como se hace en otros lugares del mundo. Si ya podemos hacerlo en algunas instituciones, donde un diputado de baja o ausencia justificada puede votar desde su tablet o móvil, y que los ciudadanos no puedan votar de esa manera?".

 

En su trayectoria como diputado en el Parlamento Andaluz por Podemos Sevilla, es conocido por situarse fuera de lo 'políticamente correcto' (en plena gresca interna del PSOE se presentó con una camiseta serigrafiada con el lema 'Yo soy la única autoridad', en referencia a la famosa frase de Verónica Pérez) y ajeno a corsés y planteamientos habituales en la clase política y más en lo que concierne a la imagen pública de su partido (lo conocen como el diputado podemita 'de la corbata',a lo que él responde con cierta sorna asegurando que "no es nada anormal, es que dedicándome a la abogacía llevo muchos años trabajando así"). Para rematarlo, en una de sus intervenciones en el parlamento andaluz se colocó una peluca decimonónica para invitar a sus colegas de cámara a no quedarse estancados en el pasado. 

En la única biografía oficial que se le conoce, colgada de la página de la oficina parlamentaria de Podemos Sevilla, únicamente se puede leer "jurista, lector, padre, hijo', lo que no lo define en exceso pero deja a las claras el tipo de persona que hay detrás del político: palabras medidas, hombre de acción.