Un repunte de la gripe obliga a reforzar las medidas sanitarias en Salamanca

Los casos de gripe A, que conllevan más hospitalización se han incrementado, y por ello se han habilitado más camas en el Hospital Clínico y en el Hospital Los Montalvos.

En el invierno aumenta la actividad asistencial en los centros sanitarios de Castilla y León por coincidir con las semanas de mayor incidencia de la epidemia estacional anual de gripe, entre otras razones. Esto suele ir asociado a un incremento de las atenciones en los servicios de urgencias y de las hospitalizaciones.

 

Por ello, desde la Consejería de Sanidad se puso en marcha el 'Plan de contingencia de invierno 2017-2018', cuyo objetivo era reorganizar la calidad sanitaria garantizando, en todo momento, la calidad asistencial. En el plan se habilitaban más camas y se reforzaban las plantillas de ocho hospitales, entre los que se encontraba el Universitario de Salamanca.

 

Aunque parecía que la epidemia había remitido, en los últimos días se ha observado un repunte del número de ingresos vinculados a la gripe; debido, sobre todo, por un incremento en los casos de gripe A, que conlleva una proporción de hospitalización más alta. Ante esta situación se han ido activando de nuevo, progresivamente, las medidas del plan de contingencia.

 

Concretamente, en el Hospital de Los Montalvos se han abierto 10 nuevas camas (si el pico continúa en los próximos días se prevé un aumento de otras 5 camas) destinadas a pacientes afectados por la gripe, mientras que en el edificio del Hospital Clínico se han habilitado 14 camas más en la cuarta planta. Asimismo se ha contratado a las enfermeras y TCAE necesarias, siendo 2 más complicado el refuerzo de la actividad médica.

 

En este momento se ha reorganizado el personal disponible y se está trabajando en nuevas contrataciones. Se está monitorizando el seguimiento de los protocolos médicos previamente establecidos para la selección apropiada de pruebas diagnósticas y de indicación de ingreso. Y se han intensificado los contactos con Atención Primaria, quienes también han reforzado sus servicios, para la continuidad de las medidas entre los dos niveles asistenciales. Se recuerda también la importancia de utilizar los servicios sanitarios de forma racional para preservar que sean los pacientes más complejos y graves los que puedan acceder a los servicios de urgencias hospitalarias.