Un nuevo radar para las carreteras salmantinas, aún pendiente de ubicación

La instalación de 20 nuevos radares para el control de velocidad en Castilla y León ha reducido el número de accidentes.

En toda Castilla y León, desde que empezó 2019 y hasta fecha de 31 de agosto, habían fallecido 63 personas en accidente de tráfico. En este mismo periodo del año pasado, la cifra se situó en 86, lo que ha supuesto una bajada del 27 por ciento.

 

La delegada del Gobierno Mercedes Martín, ha achacado este descenso a varios factores, como el incremento de medios técnicos y humanos del Ministerio del Interior a través de la DGT con la incorporación de 13 nuevos agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en Castilla y León para reducir la siniestralidad en las carreteras.

 

Durante estos meses se ha priorizado la vigilancia en las carreteras convencionales, después de la bajada de velocidad que se realizó a principios de año. Así, se han instalado 20 nuevos radares para el control de velocidad y se han incrementado las pruebas de alcoholemia.

 

Según aseguró la coordinadora regional de tráfico, Inmaculada Matías, para las carreteras de la provincia de Salamanca está prevista la instalación de un radar más, pero que aún no está en funcionamiento, ya que está pendiente de ubicación todavía por una cuestión de titularidad de la vía.

Comentarios

Yo 07/09/2019 08:28 #1
El radar que falta por colocar no estaría nada mal en la 510 entre la retina de los cisnes y Calvarrasa d Arriba

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: