Un nuevo carril bici conectará Santa Marta con las zonas comerciales y la capital a través de la avenida de Los Paúles

Avenida de los Padres Paúles en Santa Marta

El Ayuntamiento invertirá 230.000 euros para la pavimentación de esta zona, a la que se añadirá una malla de refuerzo para evitar fisuras

El Ayuntamiento de Santa Marta de Tormes acometerá la renovación de la pavimentación de la avenida de los Padres Paúles, desde la rotonda de las llaves de Santa Marta hasta la rotonda de las letras del municipio en alrededor de un kilómetro de extensión y donde se trabajará sobre un total de 16.000 metros cuadrados. Una obra que está incluida dentro del proyecto de Planes Provinciales, que supondrá una inversión de 230.000 euros y que se encuentra en estos momentos en fase de licitación y estará adjudicada antes de final de año. La previsión es que el plazo de ejecución de las obras se realicen en "una semana o semana y media sin cortes de tráfico permanentes". 

 

El objetivo de esta actuación es la renovación del pavimento de esta vía y generar un "eje de movilidad sostenible en el que se va a unir por carriles bici la zona del puente de La Serna hasta los centros comerciales", ha asegurado el alcalde de la localidad, David Mingo. Este nuevo carril bici, servirá, en palabras del regidor para que "en casi la totalidad de la longitud de Santa Marta exista un carril bici que va a conectar todos los servicios esenciales con las zonas comerciales y la capital". Este carril bici estará ubicado en los arcenes de la vía principal, que "se va a reducir para permitir tener un tráfico más controlado y más lento, con un pavimento nuevo y moderno que va a permitir que no se produzcan las fisuras y generar una movilidad sostenible para finalizar el carril bici a lo largo de todo el término municipal", según ha explicado el primer edil.

 

 

En concreto, el proyecto va a consistir en el tratamiento integral del firme, en el que se va a fresar la capa del pavimento de la que se eliminarán cinco centímetros de aglomerado, para poner sobre ello una malla de fibra de vidrio o de carbono, dependiendo del punto en el que se realice, que se fijará al suelo que se ha limpiado para colocar encima otros cinco centímetros de aglomerado, tras lo que quedará "un carril en cada sentido". Se trata de una obra que, al colocar mallas de refuerzo que eviten las fisuras, supondrá un menor coste de mantenimiento, según ha destacado la edil Marta Labrador. Unas mallas de refuerzo muy utilizadas en Europa y con muy buenos resultados

 

Esta avenida es una de las calles con más tráfico del municipio después de la avenida de La Serna, ya que es una avenida de conexión con la capital y una arteria fundamental del tránsito rodado de vehículos del municipio. La ejecución de esta obra será el primer paso de un ambicioso proyecto de pavimentación que acometerá el Consistorio santamartino para acondicionar distintas calles y zonas de todo el término municipal y para el que está prevista una inversión de 400.000 euros.

Comentarios

Amadeo 08/12/2018 09:32 #1
Pues la mallas esas cuestan una pasta y aquí no han funcionado

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: