Un millar de viviendas turísticas pelean por su parte del pastel con los hoteles de Salamanca

El número de plazas en viviendas de alquiler turístico es ya la mitad de las que ofrecen los hoteles: superan las 3.000 en 500 establecimientos de los principales portales. Los especialistas consideran que la falta de medidas del Ayuntamiento en esta materia es una de las debilidades de Salamanca.

El crecimiento del número de viviendas de uso turístico, la conocidas como 'viviendas P2P', es el principal reto del turismo en las ciudades que, como Salamanca, tienen en este sector gran parte de sus expectativas. Como ha ocurrido en las localidades con más turismo del país, la capital salmantina ha visto proliferar los alquileres turísticos hasta el punto de convertirse en una parte muy importante de la oferta. Ahora esta opción es la principal competencia de los alojamientos tradicionales hasta el punto de que más de 500 de estas viviendas compiten con los hoteles por su parte del pastel turístico.

 

Según el último estudio de Exceltur, el número de plazas en viviendas ofertadas en las principales plataformas como alojamientos turísticos en las 22 ciudades que analiza UrbanTUR 2016 se sitúa en las 362.493, lo que supone un aumento del 88,3% respecto al número existente en 2015 y del 1.633% en relación con 2012. Analizando los datos de las principales web, en la capital salmantina ya se pueden encontrar 500 de este tipo de alojamientos, que son más de 950 en el conjunto de la provincia, donde también se han desarrollado. Airbnb, Homeaway, Windu, Rentalia o Housetrip han sido algunos de los portales consultados.

 

En el caso de Salamanca, eso suman 3.147 plazas sólo en la capital por las 6.287 que ofrecen los hoteles según Exceltur (5.539 según la encuesta de coyuntura hotelera del INE); son 10.721 para el total de la provincia. Es decir, el volumen de la oferta de viviendas de alquiler turístico supone el 50% de la oferta de alojamiento tradicional.

 

Exceltur culpa a las viviendas turísticas de muchos de los males del turismo urbano, y en el caso de Salamanca también apunta a la falta de actividad del Ayuntamiento de Salamanca. Según el estudio de posicionamiento para los 22 principales destinos, entre los que se encuentra la capital salmantina, Exceltur cuenta entre las debilidades del destino la reducida acción pública ante los problemas de las viviendas turísticas. Aunque más bien se podría hablar de una nula acción, ya que a diferencia de otras localidades el consistorio no se ha decidido a regular nada con respecto a las viviendas de uso turístico.