Un Mañueco errático y parcial protagoniza las decisiones más polémicas del pleno
Cyl dots mini

Un Mañueco errático y parcial protagoniza las decisiones más polémicas del pleno

Alfonso Fernández Mañueco, en el pleno del 16 de noviembre de 2018.

El alcalde permitió a su concejal García Carbayo alusiones ajenas a lo que se debatía pero intentó cortar a un concejal socialista por hablar del retraso del Hospital. Desproporcionada llamada al orden al portavoz Mateos.

Muy desafortunado. Así ha estado el alcalde en su labor de dirección y gestión en el pleno de este viernes, en el que en términos arbitrales ha fallado en casi todas las decisiones que ha tomado,  incluyendo algo prácticamente inédito: obligar al interventor municipal a ratificar una postura del propio alcalde en el lugar más inadecuado. Fernández Mañueco, que esta semana ha tenido al menos dos actos de sesgo electoral lejos de Salamanca, ha decidido ponerse en modo 'el alcalde soy yo'  y como tal ha ejercido su potestad de dar, quitar y cortar turnos de palabra.

 

La polémica ha arrancado en la intervención del socliasta Arturo Ferreras en el asunto de la resolución del contrato del vial de acceso al Hospital. El concejal del PSOE ha iniciado su intervención haciendo memoria sobre las decisiones del pasado para resolver la ubicación del nuevo hospital junto al actual Clínico. Ahí ha introducido la postura que mantuvo en su día para cambiar el hospital de sitio, que hubiera evitado llevar el vial donde ha acabado, muy cerca del Tormes.

 

En ese momento, el alcalde ha interrumpido el turno de palabra de Ferreras con el pretexto de que no introdujera en el debate cuestiones que no eran específicamente del punto tratado, la ruptura del contrato para construir el vial del Hospital. Por supuesto, el concejal socialista ha defendido su argumentación y ha logrado seguir adelante, tras zafarse de la interrupción.

 

El problema es que, minutos después, el concejal García Carbayo aprovechaba su turno sobre este mismo punto para arremeter contra el concejal de Ganemos, Gabriel de la Mora, y contra el grupo socialista. A De la Mora le recordaba el juicio que había tenido esta misma semana y al portavoz socialista le acusaba de estar cada vez más cerca de crear una candidatura de tintes socialcomunistas por su acercamiento a Ganemos. Todo cuestiones propias de un pleno, pero que no tienen nada que ver con el debate del punto en el que estaba el orden del día. A pesar de ello, el alcalde no le ha reconvenido, como sí hizo con el concejal socialista.

 

Por este motivo, el portavoz del PSOE, José Luis Mateos, ha protestado y, en un gesto con la mano en alto, ha imitado el gesto de las tijeras para pedir al alcalde que cortara a su concejal como hizo antes con el del grupo socialista. Ahí es donde el alcalde le ha llamado al orden, poniendo al portavoz socialista en la antesala de una posible expulsión.