Un madre denuncia que sacan a su hijo grave de la UCI por falta de camas

Una madre denuncia la falta de camas en pediatría del Hospital

Miguel, de cuatro años, tuvo que dejar la UCI pediátrica del Hospital Clínico de Salamanca para otro niño y, la habitación donde está ingresado sufrió un apagón al conectar todas las máquinas que necesita para respirar según cuenta su madre a través de Facebook.

Desesperada, así se encuentra Esther M. Domínguez, una madre salmantina, que ha emprendido una denuncia a través de su perfil de Facebook después de que en el Hopital Clínico de Salamanca sacaran a su hijo Miguel de la UCI, que sufre linfoma de Burkitt"por falta de camas".

 

Esther cuenta que su hijo, al que le quedan dos ciclos de quimioterapia, ingresó el pasado 14 de diciembre en el hospital por fiebre y una bajada de defensas y de plaquetas. "Por la noche empeoró y nada le quitaba sus dolores y su fiebre. Por la mañana, me dijeron que mi hijo tenía una bacteria en la sangre; 30 minutos después se lo llevaron bastante mal hacia la UCI pediátrica donde sufrió una sepsis y tres paros cardiacos, vi morir a mi hijo.... después de mucho luchar, los grandes profesionales de la UCI consiguieron estabilizarle. Tuvimos días horribles y otros con muy pocas buenas noticias, pero el día 23 le despertaron muy lentamente y el 24 le quitaron su respirador y paso a tener una máscara para respirar", relata.

 

 

Todo parecía mejoría, pero debido a la gran cantidad de enfermos del pasado día 26 de diciembre "me dijeron que mi hijo debía abandonar la UCI, debían dársela a un niño que se encontraba peor. Lo pasé fatal, pero no pude hacer nada... llevaron a mi hijo a planta. Su síndrome de abstinencia a las drogas estaba aun muy avivado, pero poder tener a mamá cerca de su cama en planta le hizo estar más relajado".

 

En su relato, Esther, explica que "su hijo necesita tantas máquinas para ayudarle a respirar y aguantar aún, que al enchufar todo en planta, salta la luz. Las enfermeras de planta, que son unas benditas, hacen lo posible por atenderle 100% pero no dan abasto. Miguel necesita muchas atenciones... Esta tarde empezó a empeorar. Su respiracion es dificultosa, cada vez más, ha comenzado a hincharse su carita, y las frases que ayer decía seguidas sin problemas ya no salen... mi hijo apenas dice una palabra sin ahogarse".