Un islamista de Topas logra el amparo del Constitucional para pedir 500.000 euros de indemnización

Imagen de archivo de la detención de un sospechoso por vinculación al islamismo radical

Un preso que pasó más de 40 meses en prisión preventiva y fue absuelto logra el amparo del TC, que avala su petición de una indemnización por no haber respetado su presunción de inocencia: pide 487.123,28 euros.

Un islamista argelino que pasó más de tres años encarcelado en Topas podrá pedir una indemnización de casi medio millón de euros por su estancia en la cárcel salmantina. El motivo, que nunca se pudo probar que formara parte de una célula terrorista pese a lo cual estuvo en prisión preventiva más de 40 meses en el penal, tiempo en el que según varias sentencias proclamaba sus convicciones ante los funcionarios de prisiones "sin ocultar sus deseos de acabar con los infieles y anhelar la eliminación de líderes políticos". Ahora, tras ser absuelto, el Tribunal Constitucional le avala para pedir al Estado una fuerte indemnización económica por mal funcionamiento de la justicia.

 

El caso arranca en octubre de 2004 cuando el juez Garzón pone en marcha la operación 'Nova' por la que se detiene a más de 40 presuntos islamistas radicales a los que se acusaba de tener un plan para atentar contra la Audiencia Nacional con un camión-bomba. El caso llegó a la Audiencia Nacional a principios de 2008 y treinta fueron condenados, pero pocos meses después eran absueltos por el Tribunal Supremo.

 

Todo este tiempo lo pasaron encarcelados. Uno de los absueltos fue el argelino Zelmat Salah, condenado a siete años de prisión en febrero de 2008, y que estuvo en prisión preventiva en la cárcel desde su detención el 2 de noviembre de 2004 hasta su puesta en libertad en mayo de 2008, ya absuelto como la mayoría de los detenidos. Tras su estancia en Topas, decidió plantear un pleito al Estado y solicitar una indemnización por funcionamiento anormal de la Administración de Justicia. Según la resolución publicada en el BOE, el día 16 de septiembre de 2009 Salah presentó ante el Ministerio de Justicia una reclamación indemnizatoria por responsabilidad patrimonial del Estado solicitando una indemnización de 487.123,28 euros al haber padecido una privación cautelar de libertad durante los más de 40 meses que estuvo encarcelado.

 

La Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional y la Secretaría de Estado de Justicia denegaron por dos vesces su petición de indemnización por funcionamiento anormal de la Administración de Justicia, pero el reo acudió al Tribunal Constitucional con un recurso de amparo que ahora se ha admitido. En su resolución, se tiene en cuenta que la sentencia del Supremo con la que se le absolvió en su día reconocía que no ocultaba "sus deseos de acabar con los infieles y anhelar la eliminación de líderes políticos", pero que nunca hizo referencia a intervención concreta alguna. "No se aprecia que hubieran decidido o aceptado participar de alguna forma en la imposición de esas ideas mediante la violencia terrorista", dice.

 

A pesar de ello, se le denegó su pretensión de conseguir una importante indemnización, motivo por el cual acudió al amparo del TC por la violación del derecho del recurrente a la presunción de inocencia. Y el alto tribunal le ha concedido ese amparo. En su fallo el TC declara la vulneración del derecho a la presunción de inocencia y anula las resoluciones de la Audiencia Nacional y la Secretario de Estado de Justicia negándole la indemnización. Y ordena que se vuelva a decidir sobre si procede o no pagarle casi 500.000 euros por haber estado 41 meses en la cárcel salmantina para acabar siendo absuelto. Ahora, teniendo en cuenta que se violó su presunción de inocencia.