Un hombre denuncia a Errejón por supuestamente darle una patada en la barriga
Cyl dots mini

Un hombre denuncia a Errejón por supuestamente darle una patada en la barriga

El líder de Más País, Iñigo Errejón, ofrece declaraciones a los medios, a su salida de una reunión con los secretarios generales de UGT y CCOO en la Región de Murcia, a 24 de mayo de 2021, en Murcia, (España). Íñigo Errejón visita Murcia para mantener est

Los hechos se remontan al 2 de mayo en el barrio madrileño de Lavapiés. Más País dice que no hubo agresión. 

Por este motivo y tras realizar varias indagaciones de investigación, la Policía Nacional ha remitido el atestado a un juzgado para que analice dicha denuncia, según han indicado fuentes policiales.

Mientras, desde Más País han asegurado a Europa Press que "no se produjo ninguna agresión física" y que se atenderá cualquier información oficial que se les requiera si llegara el momento.

Según el escrito de la denuncia, adelantado por 'Okdiario', un hombre de 67 años relata que la noche del 2 de mayo en el barrio de Lavapiés estaba con un amigo en un bar y, cuando salió del local, reconoció a Errejón entre un grupo de unas seis personas.

La versión del denunciante sostiene que le pidió hacerse una fotografía junto al parlamentario y que este declinó la propuesta. Al volver a insistirle para que lo hiciera, este hombre manifestó ante la Policía que Errejón le propinó una patada en la barriga y que se quedó "bloqueado" ante la situación.

Luego explica que él estaba con su perro y describe ciertas características de vestimenta y rasgos físicos de varias de las personas que supuestamente acompañaban a Errejón, para añadir que uno de ellos le conminó a marcharse del lugar y no avisar a la Policía.

No obstante, el denunciante replica que tiene conocimiento de que en el lugar hay cámaras de la grabación y que acuden al lugar posteriormente agentes de la Policía Nacional, que le indican los pasos a seguir si consideraba oportuno ir a comisaría.

Fuentes policiales indican que se recogió el testimonio de dos personas y se visionaron cámaras de videovigilancia, tras lo cual se remitió el atestado a un Juzgado de Plaza de Castilla para que lo analice.