Un hombre de 49 años, detenido tres veces en la misma noche por triplicar la tasa de alcohol e ir drogado

Se enfrenta a un pena de prisión de tres a seis meses o con la multa de seis a doce meses o con la de trabajos. Fue interceptado a altura del kilómetro 37 de la carretera A-3 (Madrid-Valencia), sentido Madrid.

Agentes del Destacamento de Tráfico de Arganda del Rey detuvieron el pasado 3 de marzo al conductor de un turismo que circulaba desde Castellón a Madrid, bajo la influencia de bebidas alcohólicas y drogas, y que había sido detenido con anterioridad, a lo largo de la noche, en dos ocasiones y por los mismos hechos durante el trayecto desde Castellón a Cuenca.

 

Según ha detallado el Instituto Armado, a las 9.15 horas del pasado viernes, una patrulla de motoristas del Destacamento de Tráfico de Arganda del Rey, del Sector de Tráfico de Madrid, detuvieron un vehículo tipo turismo que circulaba a la altura del kilómetro 37 de la carretera A-3 (Madrid-Valencia), sentido Madrid.

 

Lo hicieron tras ser notificados por la Guardia Civil de Tráfico de Cuenca que el mismo conductor había quebrantado una inmovilización del vehículo en la zona de Tarancón, tras ser detenido allí por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

 

Tras ser parado el vehículo e identificado su conductor como F.V.C., de 49 años, de nacionalidad española, se le sometió a la prueba de detección alcohólica, que arrojó un resultado positivo de 0,69 mg/l en aire espirado, lo que casi triplica el límite establecido (0,25 mg/l).

 

Posteriormente fue sometido a la prueba de drogas tóxicas o sustancias estupefacientes, que resultó igualmente positiva en cocaína, cannabis, anfetamina y metanfetamina, por lo que se procedió a su detención y depósito del vehículo.

 

En el interior del vehículo se halló el inmovilizador forzado que se le había colocado por la Guardia Civil de Tráfico en la provincia de Cuenca, tras ser detenido a las 6.45 horas, por conducir arrojando resultado positivo de alcohol de 0,76 mg/l en aire espirado.

 

Continuando con la investigación, se comprobó que a las 23.45 horas, esta persona había sido detenida igualmente por alcoholemia positiva, en la zona de Vinaroz (Castellón), por la Guardia Civil de Tráfico, con una tasa de 0,85 mg/l de alcohol en aire espirado, triplicado la mínima establecida.

 

Se enfrenta a un pena de prisión de tres a seis meses o con la multa de seis a doce meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días y en todo caso con la privación del derecho de conducir vehículos a motor y ciclomotores de tiempo superior a uno y hasta cuatro años.