Un guardia civil retirado se atrinchera en su piso de la calle General Shelly de Valladolid
Cyl dots mini

Un guardia civil retirado se atrinchera en su piso de la calle General Shelly de Valladolid

Policía Nacional, Municipal y Bomberos intervienen en el lugar, donde se desató la alarma tras escucharse dos detonaciones

Efectivos de la Policía Nacional, Policía Municipal y Bomberos de Valladolid han intentado acceder a una vivienda de la calle General Shelly de la capital en la que se encuentra un guardia civil retirado atrincherado que desató la alarma de los vecinos tras escucharse dos detonaciones en forma de "dos fuertes ruidos". Tras intentar el acceso al domicilio del individuo desde las 18.00 horas, a medianoche los cuerpos han desmontado el dispositivo, aunque se mantendrá un retén de guardia.

 

Se trata de un guardia civil retirado que ha ocasionado altercados en otras ocasiones y que ha provocado la alarma después de que escuchasen dos detonaciones que podrían ser de un arma de fogueo, según ha adelantado Diario de Valladolid - El Mundo en su versión digital.

 

Los Bomberos de Valladolid han confirmado a TRIBUNA que el suceso se ha producido sobre las 18.00 horas, cuando la Policía Nacional solicitó su intervención para acceder a la vivienda en el edificio número 7 de la citada calle, donde se encuentra atrincherado el individuo de 47 años. 

 

Tras recibir el aviso de los vecinos, la sala del 1-1-2 comunicó lo sucedido al Cuerpo Nacional de Policía y a la Policía Municipal de Valladolid. También se desplazaron efectivos de los Bomberos de Valladolid, así como de Emergencias Sanitarias por si fuera necesaria su intervención, si bien la operación ha sido dirigida por la Policía Nacional. 

 

DISPOSITIVO

 

Los agentes de la Policía Nacional y Local acudieron a la calle General Shelly para intentar acceder a la vivienda, al no ser posible decidieron acordonar la zona y establecer un dispositivo de seguridad, que finalmente se quedó en un retén al no lograr el objetivo pasada la medianoche.

 

No obstante, la Policía ya conoce que el hombre, guardia civil retirado, se encuentra solo en casa pues su pareja está fuera.

 

Además, el dispositivo ha impedido el acceso a los portales contiguos a los vecinos, a pesar de que pasadas las 22 horas, comenzó la restricción de la movilidad nocturna, que impide circular por la calle.

 

Sobre la posibles detonaciones, fuentes policiales han señalado a Europa Press que "no debería estar en posesión de un arma reglamentaria", por lo que no se descarta que esta pueda ser "de fogueo". Asimismo, han indicado que "no se descarta que el hombre sufra problemas mentales", aunque hasta el momento "no ha amenazado ni disparado a nadie".