Un ejemplar de raza Assaf deja un récord en la subasta de ovino con 1.630 euros

(Foto: Chema Díez)

La puja dejó más de 29.000 euros en total, con 56 animales vendidos y solo seis desiertos.

La Subasta Nacional de la Raza Ovina celebrada dentro de la 25 Exposición Internacional de Ganado Puro Contó con 62 ejemplares presentados de las razas Merino Precoz, Fleischschaf, Ile de France, Landschaf y Assaf resultando adjudicados 56 ejemplares.

 

Desiertos quedaron 6 ejemplares, mientras que los 13 ejemplares previstos en la subasta de la raza Castellana fueron retirados por falta de tarjetas presentadas para la puja.

 

El volumen económico que movió esta puja asciende a 29.185 euros dejando un nuevo récord ya que un ejemplar de la raza Assaf fue adjudicado por más del doble de su valor, 1.630 euros, cuando salió a subasta por 800.

 

Por razas, la Merino Precoz sacó a la puja 6 animales de los que dos quedaron desiertos y los cuatro restantes al precio de salida, 345 y 375 euros respectivamente. En la raza merino Fleischschaf, salieron a subasta 20 animales, todos ellos vendidos al precio de salida, 5 por 230 euros y 15 por 250 euros.

 

En cuando a la raza Ile de France sacó 10 ejemplares a subasta; cuatro se vendieron por 285 euros, uno por 470, tres por 315, uno por 360 y otro por 430 euros. La raza Landschaf no tuvo tanta suerte porque los tres animales quedaron desiertos mientras que la raza Assaf fue la gran triunfadora de la subasta.

 

Así, de los 23 ejemplares que sacó a subasta, 14 fueron vendidos al precio de salida (800 euros) y el resto por encima. Dos a 830 euros, uno a 880, uno a 910, uno a 1.000 euros, uno a 1.070, uno a 1.150 y el récord, a 1.630 euros, más del doble del de salida. Solo uno quedó desierto.