Un convenio apoya el cuidado del medio ambiente y de la avifauna

Firmantes. Colaboran el Ayuntamiento albense y la Fundación Tormes-EB, con el apoyo económico y técnico de la Fundación Biodiversidad. Actuaciones. Mejorar la masa forestal y limpieza de riberas
ROBERTO JIMÉNEZ
El Ayuntamiento de Alba de Tormes y la Fundación Tormes-EB han firmado un convenio marco de colaboración, cuyo objetivo principal es la mejora de la calidad ambiental en la villa ducal y el reconocimiento del medio ambiente en un núcleo privilegiado en la provincia salmantina.

En el acto estuvieron presentes Concepción Miguélez, alcaldesa de Alba de Tormes; Raúl de Tapia, director de la Fundación Tormes; y Santiago Domínguez, gestor de recursos naturales fluviales del Ayuntamiento. Como mínimo e independientemente de los recursos econó- micos, ambas instituciones llevarán a cabo dos actuaciones medioambientales al año.

Gracias a este convenio, las actuaciones se centrarán principalmente en la custodia de la parcela situada en la ribera, conocida como El Bosque, ubicada entre la piscifactoría y el río. Esta zona, reconocida como lugar de interés comunitario, alberga una vegetación propia del río y una gran diversidad de aves, que sin realizar un estudio exhaustivo asciende a más de 25 especies.

De este modo, con la aportación económica y técnica de la Fundación Biodiversidad, se buscará la mejora de la masa forestal en el lugar mediante el inventariado de avifauna con la colaboración de voluntarios, la eliminación de vegetación invasora ajena al bosque de ribera, el fomento del desarrollo de las especies autóctonas, así como la retirada de residuos que siempre se acumulan durante las crecidas del río.

En cuanto a las acciones en materia de residuos se trabajará tanto con la población adulta como con escolares. El objetivo será el incremento en el uso de los contenedores de separación en origen así como otras prácticas destinadas a evitar el impacto de los residuos sobre el medio.

Otros de los fines serán completar el ocio interior que ofrece la villa con el exterior que ofrece su naturaleza, que es según Raúl de Tapia “absolutamente fantástico y privilegiado”.

Turismo natural
Para el director de Fundación Tormes, Raúl de Tapia, “el turismo paisajístico de Alba presenta un conglomerado de ecosistemas muy interesante”.

De hecho, el Ayuntamiento, a través de Santiago Hernández, ya se ha preocupado por el tipo de turista al que puede interesar la belleza natural de la villa ducal. “Gente bien posicionada, con una capacidad adquisitiva de perfil medio-alto que puede permanecer varios días y con tranquilidad en la localidad”, según el gestor de recursos naturales.

Refiriéndose a la señalización de rutas, De Tapia fue tajante: “El espíritu de la libertad se ha perdido, el observador está tutelado, hay que empezar a disminuir la señalización y el nivel de mediación con el observador”.