Un complejo biotecnológico de 50 millones de euros creará 200 empleos en la zona logística del puerto seco de Salamanca
Tribuna mini Saltar publicidad
Asanz 600x800 file
Cyl dots mini

Un complejo biotecnológico de 50 millones de euros creará 200 empleos en la zona logística del puerto seco de Salamanca

Simulación de la nueva sede de Tebrio en el puerto seco de Salamanca.

Tebrio es una industria salmantina nacida en 2014 y referente del sector en la cría y transformación industrial de insectos para sus diferentes usos en alimentación y nutrición vegetal.

La empresa Tebrio se implantará en la zona industrial del puerto seco en Peña Alta y se convertirá en empresa tractora de este proyecto, con una inversión de 50 millones de euros y el plan de crear más de 200 puestos de empleo. La instalación de su nuevo complejo biotecnológico en Salamanca ya fue adelantada por TRIBUNA en marzo de este año.

 

La decisión de esta empresa de instalarse en el parque logístico obligará a acelerar los trabajos para urbanizar el nuevo polígono vinculado a la plataforma logística ferroviaria, el mayor proyecto de futuro de la ciudad y piedra angular de su estrategia de industrialización y empleo. Con este acuerdo, Salamanca tiene a la empresa principal de su nueva zona logística que ha empezado ya a urbanizarse y que este año licitará la construcción de la terminal ferroviaria.

 

Tebrio es una industria salmantina nacida en 2014 y referente del sector en la cría y transformación industrial de insectos para sus diferentes usos en alimentación y nutrición vegetal. Anteriormente conocida como MealFood Europe, se dedica a la cría industrial del insecto Tenebrio Molitor y su transformación en ingredientes premium para la alimentación animal, nutrición vegetal y otros usos bioindustriales. Su objetivo es convertirse en líder mundial de este sector aplicando la innovación. Tebrio se dedica a criar los insectos y dedicarlos a objetivos finales, como la nutrición de plantas y animales. La idea nació en 2012 y después se ha dedicado al diseño industrial y al proyecto de la sede que tendrá en el puerto seco.

 

Según ha explicado su responsable, esperan poder iniciar la construcción de la fábrica en el primer o segundo semestre de 2022 de la fábrica, que se levantará a base de módulos. Lo primero que se implantará es un módulo de cría y la parte de transformación para luego ir creciendo progresivamente. El desarrollo total se terminará en 2024, momento en el que la fábrica estará a pleno rendimiento.

 

La empresa diseña y fabrica sus propia maquinaria, su impacto ambiental es cero y tiene huella negativa en el medio ambiente, ya que neutraliza más emisiones de las que genera. Detrás del proyecto hay una base de investigación científica en la que participan instituciones diversas como el Itacyl, el parque científico de la Usal y la propia universidad. Tendrá el apoyo de la Junta de Castilla y León, el departamento de agricultura de EEUU o la FAO, ademas del Ayuntamiento de Salamanca.

 

El acuerdo se ha guardado con discrección desde Promoción Económica desde hace meses, pero tiene importantes consecuencias. La primera, que el Ayuntamiento de Salamanca agota con ellos todo el suelo disponible de titularidad municipal en este sector. Por este motivo, se iniciaron y se han completado las negociaciones para adquirir parte del suelo propiedad de Sareb, el 'banco malo', que siempre ha mostrado una gran disposición por buscar clientes para este suelo.