Un café con menú para humanos y sus perros, la idea de una salmantina que triunfa en Marbella

Ana Santos encabeza un proyecto en el que la comida sana, las mascotas y las rosas son las principales protagonistas para comer a la vez que los animales

Degustar un variado menú de comida sana junto a nuestros perros, que también pueden encontrar comida de calidad para alimentarse a la vez que sus dueños, es el concepto de la salmantina Ana Santos que triunfa en Marbella. Una iniciativa pionera en la que tanto los dueños como las mascotas pueden compartir el momento de comer fuera de casa.

 

Ana Santos tenía en su cabeza desde hace tiempo este innovador concepto de café bistró y, junto con una amiga, se lanzó a la aventura de ponerlo en marcha en Marbella, una localidad "única" para abrir un café único, con 35.000 rosas en las paredes y seis tonalidades del color rosa, ya que en Marbella "hay gente de todo el mundo y está muy bien ver cómo reacciona la gente de diferentes procedencias a este concepto", explica la propia Ana Santos.

 

Y es que su concepto de Café Rosas está centrado en la cocina de calidad tanto para los humanos como para sus perros, que también cuenta con su propia carta y menú impreso. Para los humanos cuentan con dos cocinas, una para elaborar panadería y pastelería y otra para el resto del menú. Cocinas que elaboran sus platos de forma artesanal con productos frescos y de los que salen recetas como ensaladas, tartar de atún o hamburguesas. Para los perros, cuentan con comida orgánica con propuestas como tarrinas de pollo y vegetal, cordero y verduras, mini magdalenas de salmón con verduras o vegetarianas.

 

 

Todo pensado para que las mascotas puedan comer junto a sus dueños como si fueran uno más de la mesa y para los que ofrecen, además, los platos del menú de las mascotas para llevar y camas para que los animales descansen durante la comida. Y es que este proyecto ha estado siempre muy vinculado a su apuesta por los animales. Tanto es así que un porcentaje de lo recaudado con el menú de los perros se dona a distintas asociaciones y protectoras de todo el territorio nacional. "Siempre hemos estado muy vinculados a los animales, ya que mi hermana colabora en Salamanca con la asociación PeludoSOS y pensamos que este concepto podría funcionar muy bien porque mucha gente tiene perro", asegura Ana Santos. 

 

Y no se equivocaba. Según sus propias palabras hasta ahora "nos hemos encontrado con mucho respeto, también de la gente que no tiene perro y vienen al café porque los perros no molestan a nadie y si un perro no se porta bien va a pasar lo mismo que con un humano, se les invitará a salir porque molestan y se hablará con los dueños, tan sólo es un poco de sentido común y de lógica". 

 

Por ello, ya han recibido el interés de otras personas de distintos lugares del mundo para abrir un Rosas Café en sitios tan dispares como Arabia Saudí, México o Singapur. Un concepto que sus promotores creen que puede funcionar en distintos rincones. Quien sabe si quizá, en un futuro, podría llegar a Salamanca.