Un caballo, una cabra, una serpiente, nueve patos... la fauna abandonada en Salamanca

260 animales fueron recogidos de las calles de Salamanca por estar abandonados, la mayoría, perros y gatos. Solo el 14% logran volver con sus dueños y para 177 se gestiona adopción.

Los servicios de recogida de animales de Salamanca tuvieron que hacerse cargo de 260 animales abandonados el año pasado, a razón cinco por semana, y la lista es de lo más variada. Según los datos que maneja el Ayuntamiento de Salamanca, fueron una gran mayoría de los animales domésticos más habituales: en total, se hicieron cargo de 124 perros y 120 gatos. Es una pequeña parte de los aproximadamente 20.000 aninales de compañía registrados en Salamanca.

 

Pero la lista de los abandonados también tiene sus curiosidades. Según los datos municipales, el servicio de recogida de animales se tuvo que hacer cargo también de nueve patos, tres conejos, un caballo, un ovino, una paloma y una serpiente.

 

De estos 260 animales, 118 fueron recogidos por El Cordel, la protectora con base en Ciudad Rodrigo que se ha ocupado durante varios años del servicio municipal y también del que tiene la Diputación para el resto de la provincia. Siempre fiel recogió 105 y la protectora Scooby, que asumió la tarea en el final del año, 36.

 

Y, ¿qué se hace con estos animales? El 16% pudieron ser devueltos a sus dueños al llevar el chip identificativo, pero el 84%, una cifra "elevadísima" según la teniente de alcalde Ana Suárez, se consideraron abandonados por no poder localizar a sus dueños. De los 260 recogidos, 177 pasaron al programa de adopción, 43 fueron recuperados por sus dueños, 30  murieron y en otros diez casos no se produjo recogida del refugio.

 

Precisamente la construcción del primer refugio, una perrera municipal, puede mejorar esta situación. Actualmente, la recogida de animales abandonados está en precario en Salamanca porque las protectoras no pueden tener instalaciones adecuadas a las exigencias de bienestar animal. Por ello, se ha decidido construir el primer refugio municipal que estará listo a finales de 2020.

Noticias relacionadas