Un bebé de un año resulta intoxicado en el incendio de su casa en Cantalapiedra

Origen del fuego. Al parecer, el brasero de la vivienda provocó la tragedia. Hospitalizado. Los servicios sanitarios trasladaron al pequeño al Clínico
Ángel Prada / Agencias

Un bebé de un año tuvo que ser trasladado en la jornada de ayer a un hospital de Salamanca, tras sufrir una intoxicación por inhalación de humo, al parecer porque el brasero de su casa incendió una parte de la vivienda, en el municipio salmantino de Cantalapiedra.

Según informaron fuentes del Servicio de Emergencias 112 de Castilla y León, el suceso se produjo sobre las 9.30 horas, tras recibir una llamada avisó del fuego declarado en un piso de la calle Nogales Delicado.

Cuando los servicios de emergencia se personaron en la vivienda, encontraron a un menor de un año afectado por la intoxicación del humo emanado del fuego.

Los servicios sanitarios trasladaron al pequeño hasta el Hospital Clínico de Salamanca, donde permanece ingresado a la espera de que le practiquen pruebas médicas.

Hasta esta vivienda se trasladaron efectivos de la Guardia Civil de Salamanca, así como de los Bomberos de la Diputación Provincial, con sede en Villares de la Reina (Salamanca).

Otro menor en Béjar
Especialistas de montaña de la Guardia Civil atendieron a un menor que sufrió heridas cuando se deslizaba por la nieve en la estación invernal de La Covatilla, en el término municipal de Béjar, según informó la Benemérita.

Los hechos se produjeron sobre las 14.35 horas del sábado, cuando la patrulla que prestaba servicio de orden público tuvo conocimiento de los mismos y llamó a los equipos de montaña con base en El Barco de Ávila, contactando con el herido en el paraje Los Llanos, distante unos 200 metros del aparcamiento de la estación de esquí. Tras inmovilizar al accidentado, que presentaba un fuerte dolor en el tobillo derecho, los rescatadores le evacuaron.