Un Aquimisa Carbajosa desaparecido y sin fondo de armario acaba por hundirse en un encuentro a rachas
Cyl dots mini

Un Aquimisa Carbajosa desaparecido y sin fondo de armario acaba por hundirse en un encuentro a rachas

Aquimisa Carbajosa no ve la luz, con poco fondo de armario y demasiadas acciones individuales. Tercera derrota consecutiva, ahora frente a Círculo Gijón (77-72). 

Aquimisa Carbajosa necesitaba una victoria como agua de mayo, no solo en base a la clasificación, sino a la moral de un equipo que ha sufrido dos duras derrotas en las dos últimas jornadas, además de la pérdida de su entrenador, Jesús Gutiérrez, que lideraba al equipo desde la pasada campaña. Así y con Avelino desde el banquillo, el conjunto salmantino tampoco consiguió rehacerse, teniendo en cuenta las circunstancias que rodeaban al encuentro aplazado frente a Círculo Gijón, con además la baja de O'Sullivan, la no presencia de Hilmarsson y la ausencia del reciente fichaje, que en este partido no se podía estrenar. 

 

Sin embargo, ambos equipos tenían un contexto en contra y es que Círculo Gijón notaría la falta de ritmo competitivo ante la suspensión de varios partidos por coronavirus. Precisamente, el encuentro comenzó con sendas pérdidas para ambos conjuntos, a Aquimisa le faltaba un punto de intensidad en defensa, volcando sus esfuerzos en impedir balones interiores al gran Robert Swift. Dos triples significaron los 6 primeros puntos del equipo local, mientras que el visitante tiraba de una valentía vital si quería ganar el partido. 

 

Doudou acompañaba a Mulero en su vuelta como colíder del equipo y el conjunto a las órdenes de Avelino comenzó a remar a contracorriente desde el primer momento. Final de los primeros diez minutos: 18-22. Justo al contrario, fue el parcial del segundo periodo, 22-18, con un marcador al descanso de 40 a 40 y todo por decidir tras el descanso. 

 

Tercer cuarto. Un toma y daca, tuya y mía. Empate en el marcador, dos arriba o dos abajo. A base de acciones individuales, Aquimisa Carbajosa se mantenía a flote en un partido muy físico en el que ambos equipos sufrían a partes iguales, uno por falta de efectivos y la paliza del viaje, y otro por la falta de tiempo transcurrido entre un partido y otro. El rebote ante ello, resultaba indispensable, pues cada oportunidad de ataque resultaba una nueva forma de fatigar al rival y de sumar puntos, que costaba rascarlos. 

 

Guillermo Mulero anotaba por él y por su compañero Arturo Cruz, que en los dos últimos encuentros no ha tenido fortuna en ataque. Así y tras cinco puntos seguidos que le establecían como el máximo anotar del partido (20 tantos hasta el momento), consiguió el empate a 58. Las acciones individuales hacían respirar a Aquimisa, que jugaba a poco o nada en equipo en el plantel defensivo, pero que para equilibrar la balanza, era un auténtico muro atrás, luchaba cada balón y doblaba en rebotes ofensivos a su contrincante. 

 

Hasta cuatro oportunidades necesitaba en ocasiones Aquimisa Carbajosa para poder anotar. Todos iban a por el rebote y la recompensa llegaba sola. Final del tercer cuarto 61-59. Se prevía un final de infarto en Asturias y la cabeza se volvía imprescindible más allá del cansancio, las pérdidas seguían estando presentes y en el plano ofensivo Aquimisa necesitaba la aparición de su capitán. Precisamente, un triple de éste puso por delante a su equipo por primera vez en el último cuarto. 

 

Lo dicho, final de infarto, 70-70 a falta de 2:30 para el final del partido, Aquimisa se volvía a poner por encima en una acción conjunta de Arturo e Illikainen, pero Guijón daba la vuelta a falta de un minuto 75-72. Los Arturos concentraban la mayor parte del balón en ataque de sus equipos y la falta de balonces al interior impedía a Carbajosa generar algo en ataque. A falta de 5.9 segundos para el final del partido la tuvo Aquimisa para intentar forzar el empate, pero Gijón supo defender, robar y encima ampliar distancias. 

 

Mucho que mejorar Aquimisa, que estaba tocado y ahora acaba por hundirse. 

 

 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: