Un antiguo hospital de peregrinos, la última incorporación salmantina a la lista de patrimonio en peligro
Cyl dots mini

Un antiguo hospital de peregrinos, la última incorporación salmantina a la lista de patrimonio en peligro

El hospital de Guadramiro. Foto: Hispania Nostra

El hospital de Guadramiro, de los siglox XV y XVI, está casi derruido por su abandono total.

Un antiguo hospital, el de Guadramiro, de los siglos XV y XVI, es la última incorporación a la lista de patrimonio en peligro más reconocida, la 'Lista Roja' de Hispania Nostra. La asociación ha decidido sumar este día 25 de marzo el edificio, ya casi derruido, a la lista del patrimonio en riesgo de perderse por falta de atención. Uno más de los olvidados de la Salamanca patrimonial, monumentos importantes que pueden desaparecer.

 

Actualmente, según Hispania Nostra, se encuentra en total estado de abandono, sufriendo una ruina progresiva. En 2014 sufrió un derrumbe en su fachada principal que le hizo perder un buen tramo de lienzo, sin haber sido repuesto posteriormente, perdiendo además una puerta menor. Se suma de este modo a los otros 21 elementos del patrimonio de Salamanca que están en peligro, una cifra que ha ido creciendo en los últimos años.

 

El antiguo hospital de Guadramiro, que fue erigido entre los siglos XV y XVI, servía para atender a los viajeros y menesterosos que pasaban a través de viejos caminos por las inmediaciones de esta localidad del antiguo Reino de León. Presumiblemente, en sus inicios no habría nacido como centro sanitario propiamente dicho, sino más bien como albergue o lugar de acogida.

 

En todo caso, a mediados del siglo XVIII aparece recogido como “hospital de peregrinos y pasajeros”, mientras que en otros registros es citado como “casa-hospital y curativa de enfermos”. Al hospital le pertenecía entonces un censo redimible de doscientos maravedíes de principal, que le producía una renta anual de seis reales de réditos. 

 

La fachada principal del hospital es toda de piedra de cantería y la portada de grandes dovelas, bien trabajadas. Dicha portada ocupaba el centro exacto de la longitud de la fachada. A su derecha se encuentra una ventana cuyo mainel ha desaparecido. Y a su izquierda más o menos a la misma altura que la ventana pero a su lado inverso había una puerta menor (conservada hasta el año 2014). Las puertas de la entrada principal, adornadas con grandes tachuelas, aun se conservan, pero en mal estado.