Un año después de aprobarse la norma, Salamanca cuenta con 6.595 viviendas con el certificado de eficiencia energética

Viviendas

La normativa europea establece niveles de eficiencia energética que parte de la 'G' (la menos eficiente) a la 'A', la más eficiente.

 

 

CERTIFICACIÓN ENERGÉTICA

 

La certificación energética de edificios es una verificación de la calificación energética obtenida por el edificio, con el proyecto y la obra ejecutada, que da lugar a un certificado de eficiencia energética del proyecto del edificio una vez terminado. Un edificio, vivienda o local que vaya a ser vendido o arrendado, tiene también que disponer del correspondiente certificado, han recordado desde Economía.

 

Desde la entrada en vigor en abril de 2013 del Real Decreto que establece el procedimiento básico para la certificación energética de edificios se puede comparar la eficiencia energética de los edificios, "con lo que se ve favorecida la promoción de inmuebles de alta eficiencia y las inversiones en ahorro de energía".

Del total de las certificaciones energéticas que hay en Castilla y León, 8.125 corresponden a Valladolid, seguida de León, con 6.624, y muy de cerca por Salamanca, con 6.595, ocupando la tercera posición regional. A continuación, figura Burgos, que cuenta con 4.359 evaluaciones; Palencia, con 2.177; Segovia, con 1.960; Ávila, con 1.722; Zamora, con 1.683, y Soria, con 1.159 certificados inscritos en el registro.

 

Los datos son proporcionales al número de habitantes de cada provincia y a su actividad económica (de servicios, turística o universitaria), "por cuanto incide en una mayor construcción de viviendas nuevas, rehabilitación de las existentes y un mayor movimiento de arrendamientos".

 

Para reducir el consumo la Consejería de Economía y Empleo está impulsando a través del EREN la creación de edificaciones sostenibles, respetuosas con el medio ambiente y que generen menos emisiones de CO2, "fomentando para ello la eficiencia energética como un importante elemento para reducir la dependencia del exterior de la Comunidad y para cumplir el objetivo de la Unión Europea de conseguir edificios con un consumo casi nulo en 2020".