Un año desde el fin de semana de infarto que cambió el fútbol en Salamanca

Hace un año Unionistas conseguía el ascenso a Segunda División B

El fin de semana del 23 y 24 de junio de 2018 el fútbol de Salamanca cambió. Dos jornadas de infarto para dos clubes tan distintos como unido parece su destino. Ambos se la jugaron a todo o nada y, no sin mucho sufrimiento, la moneda salió cara. 

Hace hoy un año el fútbol paralizaba Salamanca. En menos de 24 horas, entre el 23 y el 24 de junio de 2018, dos proyectos deportivos de la ciudad practicamente se jugaron su 'ser o no ser' porque para ambos el ascenso a Segunda División B desde Tercera era un objetivo prioritario, perseguido durante toda la temporada que tocó exprimir casi hasta el último segundo. ¿Qué habría sido de Unionistas CF y Salamanca CF UDS si aquel fin de semana se hubieran dado resultados distintos? Es imposible saberlo pero es evidente que para cualquiera de los dos hubiera sido complicado reponerse.

 

Pero sucedió todo lo contrario. Ambos consiguieron su objetivo y además, para ponerle más picante, se puede decir que lo hicieron tirando de épica porque tuvieron que hacerlo en un caso en el tiempo de descuento y en el otro a domicilio en uno de los campos más complicados.

 

Todo comenzó el 23 de junio aunque a sus espaldas Unionistas de Salamanca cargaba ya un duro play off en el que tras caer derrotados en la 'Ronda de Campeones' frente al Club Deportivo Don Benito (0-0 y 1-0), el club se enfrentaba en la segunda ronda de eliminación a la Sociedad Deportiva Tarazona. Un duelo en el que venció en el global de la eliminatoria por 5-4, clasificándose de ese modo para la última ronda del play off de ascenso.

 

En suerte como rival tocó la UD Socuellamos que llegó a Las Pistas con un ventaja de 1-0 y a las 19:00 horas de aquel 23 de junio comenzaron algo más de 90 minutos no aptos para cardiacos. Del gol inicial de Manjón al jarro de agua fría con un tanto visitante que obligaba a los dirigidos entonces por Astu a marcar dos goles. El punto de penalti, con un tanto transformado por Chuchi, acercaba el sueño que cuando llegaba el minuto 90 no se había cumplido. Y fue con el tiempo cumplido cuando llegó el lance que cambió la historia, un penalti sobre Manjón que se tardaría varios minutos en ejecutar y que convirtió a Razvan en héroe eterno para la grada de Las Pistas y que confirmaba la vuelta del fútbol de la capital a Segunda División B tras la desaparición de la UD Salamanca. 

 

SALAMANCA CF 

 

 

También con el objetivo del ascenso partió esa temporada el Salamanca CF, bajo la denominación de Salmantino y si sus vecinos lo tuvieron que sufrir, más aun le tocó al equipo del Helmántico que entró sobre la bocina en el play off y paseó al límite por las tres rondas que se vio abocado a disputar para poder subir. 

 

Que no iba a ser un camino de rosas lo comprobó a la primera cuando los de Pablo Cortés ya lograron eliminar al Poblense balear con un remontada tras el 2-2 en el Helmántico venciendo en Sa Pobla por 2-3, con los dos últimos tantos en el tramo final del choque. Luego en semifinales apartando a la UDMutilvera, campeona navarra, porque tras el 1-1 en el la capital charra, los blanquinegros vencieron 1-2 teniendo que llegar a la prórroga.

 

Después de esas dos remontadas se llegaba al 24 de junio con el choque definitivo ante el 'Compos' obligado a ganar en San Lázaro tras el 1-1 en el estadio Helmántico. Esta vez el héroe fue un salmantino, Garban, que con su gol certificaba el segundo ascenso a Segunda B en menos de 24 horas. 

 

Un año ha pasado desde entonces y tanto Unionistas CF como el Salamanca CF UDS continúan en la categoría de bronce -junto al Club Deportivo Guijuelo-, después de superar -con mejor trayectoria el primero que el segundo-, la primera temporada de su historia en la liga antesala al salto definitivo al fútbol profesional, ¿Escribirá alguno de ellos ese capítulo en su biografía? Ojalá un día celebremos esa efeméride como hoy festejamos el fin de semana de infarto que cambió el fútbol en Salamanca.