Un 'abogado' de lujo