Ulises Zurita: "Sería buenísimo empezar el próximo torneo en Segunda con el 50 aniversario del estadio"
Cyl dots mini

Ulises Zurita: "Sería buenísimo empezar el próximo torneo en Segunda con el 50 aniversario del estadio"

El presidente institucional del Salamanca CF UDS habla del derbi, de Manuel Lovato, del primer entrenador y de Chiquimarco.

Ulises Zurita, presidente institucional del Salamanca CF UDS.

Ulises Zurita es, desde comienzo de temporada, el presidente institucional del Salamanca CF UDS, el proyecto del mexicano Manuel Lovato, propietario del club y de sus principales activos, y que ha confiado en este compatriota con larga experiencia en puestos directivos en clubes de su país, y también en ascensos. Hablamos con él sobre su estancia en Salamanca, su relacción con Lovato, los objetivos del club y el derbi.

 

¿Qué sabía usted de Salamanca cuando llegó aquí en agosto?

Antes de llegar acá, desde niño siempre me gustó el fútbol y escuchaba noticias del Salamanca de España, cuando era un equipo de Primera. Antes de venir ahora, sabía que el equipo estaba participando, que había iniciado su trayectoria desde las categorías inferiores, sabía los ascensos... Me dijeron que era un propietario mexicano con jugadores mexicanos. Después supe que venía el 'Chatón' y empecé a escuchar más de lo que era el Salamanca, pero todavía estando en México. Eso es lo que sabía. Supe que iban a hacer la pretemporada, preguntaron por mi hijo que también juega al fútbol...

 

El compromiso es poner el equipo en la posición que debe estar porque es un estadio de primera, una afición de primera, una ciudad de primera y tiene que tener un equipo en Primera

Y luego conoce usted al dueño...

Contrataron primero a mi hijo, hicieron unos partidos de pretemporada y fui a verlos, y conocí al señor Lovato. Estuvimos hablando de fútbol, hicimos algunas gestiones por jugadores que necesitaba el club y después vino la invitación. 'Por qué no te sumas a este proyecto con este equipo, que queremos ascender, como directivo', me dijo. Y la verdad es que no lo dudé. Y cuando llegué aquí, todo lo que pensaba quedó reducido, superó mis expectativas, venía con mucha ilusión y se redobló al conocer el estadio, la gente y la afición. El compromiso es poner el equipo en la posición que debe estar porque es un estadio de primera, una afición de primera, una ciudad de primera y tiene que tener un equipo en Primera.

 

En su primera intervención al llegar a Salamanca dijo que quería subir el equipo, primero a Segunda División y después a Primera. ¿Mantiene esos objetivos?

Sí, sí, claro, está intacta la ilusión. Alguien me preguntó si vendía humo, la verdad que no. Sigo creyendo en nuestros jugadores, todo el plantel son jugadores capaces, todos, no hablo de pasaportes ni actas de nacimientos. Está comprometido y, aunque haya habido algún resultado malo, no significa que tengamos que cambiar de rumbo. Seguimos con la misma ilusión del ascenso y por sre protagonistas. Puede parecer disco rayado, pero el que aspira a poco merece poco, y nosotros aquí estamos aspirando a mucho.

 

Las decisiones que se tienen que tomar día a día las tomo yo. Manuel Lovato es el propietario y el presidente. Cualquier situación que se tenga que consultar con él, se consultará

Es usted el presidente institucional. ¿Quién manda en este club?

Las decisiones que se tienen que tomar día a día las tomo yo. Manuel Lovato es el propietario y el presidente. Cualquier situación que se tenga que consultar con él, se consultará, pero hace días que no hablo con él (n.d.r.: la entrevista se hace la semana pasada) y todas las deciones del día a día las tomo yo. Si hay algo que tenga que comentar con Lovato, espero que el horario sea adecuado y hablo con él.

 

¿Es usted el hombre de fútbol en este proyecto?

Se puede decir que sí, pero de toda la gente que tenemos aquí soy el que menos sabe. Lo que puedo aportar es el conocimiento de tratar a los jugadores. Después de tantos años en el fútbol, se te agudiza el ojo para estar atento y saber hasta las entrañas de lo que pasa en el campo.

 

Usted es de los que gusta de bajar al campo...

Sí, me gusta estar todos los días en el entrenamiento, me gusta estar previo al partido con ellos, viajar con ellos, convivir... al final del día, son seres humanos. Le dije a los jugadores que no hay figuras, lo más importante es el esfuerzo que hacemos todos los que trabajamos para el club, desde el que cuida el campo y lo tiene como está, al presidente. Todos sumanos.

 

¿Por qué viene tan poco Manuel Lovato a Salamanca?

Tiene compromisos de sus empresas en México, pero está pendiente de todo, de los resultados, del día a día, constantemente habla con la gente que tiene aquí, conmigo, con jugadores... El tiempo lo ocupa en sus empresas, eso le demanda tiempo y por eso tiene que estar allí.

 

¿Le vamos a ver más?

Sí, de hecho tiene una visita próxima y muy pronto lo van a estar viendo por acá una buena temporada.

 

Este club ha pasado por diversas peripecias en los años que lleva Manuel Lovato como referente...

Sí, me han contado muchas historias, una buenas, otras malas. Pero yo no vengo a preguntar qué pasó atrás, vengo al presente inmediato del club: el pasado es irremediable, lo que estamos ahora viviendo es sobre lo que podemos trabajar. Lo que pasó queda atrás, le damos vuelta a la página, porque además no nos compete, no fue mi momento, estamos al día de lo que va pasando.

 

El comienzo de temporada ha sido también convulso: entrenadores, salidas, recurrir al técnico del último ascenso...

Sí, lo primero fue contratar a José Luis Trejo, que es un entrenador con toda la experiencia, muy capaz, con una trayectoria muy buena en México... era lo que se había pensado para el proyecto. Desgraciadamente, por no tener el cerficiado para dirigir en Segunda B, no pudo ser, aunque podía entrenar en Primera y Segunda. Optamos por conseguir a alguien que reuniera los requisitos. Y la historia ya la sabes. Llegó, quiso hacer cambios, hacer cosas que no estaban de acuerdo con la manera que tenemos de ver el fúbol o el trato a las personas. No era lo que se había pensado. Se tomó una decisión, muy a tiempo, de darle las gracias. Y muchas veces, como ocurre en la vida, la felicidad la tienes delante. Pablo, desde el primer día que le vi, como entrena, como dirige, me llamó poderosamente la atención. Es un tipo capaz, muy bien preparado. Consiguió el ascenso y dijimos, 'por qué no jugárnosla con él'. Vimos como interactuaba con el grupo y fue el momento de confirmarlo. Va a tener una muy buena carrera como entrenador porque es un excelente técnico y una excelente persona.

 

Si le hubiéramos dejado pienso que Chiquimarco sí le podría haber hecho daño al club. No alcanzó porque no se lo permitimos

 

El 'affaire' con Chiquimarco, ¿le hizo daño al club?

No alcanzó a hacerle daño porque no lo permitimos. Si le hubiéramos dejado pienso que sí le podría haber hecho daño al club. Gracias a Dios tomamos una decisión muy a tiempo y le dimos las gracias. Vimos cosas que no nos gustaron, del trato con los jugadores e incluso del trato con personas de la prensa que no tienen por qué ser. Es una página que ya quedó atrás. Será una anécdota de la que nos estaremos riendo muy pronto.

 

Pablo es el que toma las decisiones, es el que pone los entrenamientos, él es el que decide quién está listo para ser titular...

 

Otra cosa que se comenta mucho, ¿quién le hace las alineaciones al primer entrenador?

No sé quien lo dice, pero hay que venir a los entrenamientos para ver cómo trabaja Pablo. Él es el que toma las decisiones, es el que pone los entrenamientos, él es el que decide quién está listo para ser titular... él es el que está tomando todas las decisiones. Al final del día es el que decide.

 

A usted, como presidente, ¿le gusta bajar al vestuario?

No me gusta mucho. Me gusta entrar para apoyarles y animarles, no me meto a escuchar charlas técnicas. Solo desearles éxito en el partido y estar presente. Somos un equipo para todo.

 

Se acerca ese gran partido, el derbi...

Sí, el derbi, el 6 de octubre, desde que empezó la Liga lo tenemos subrayado con 'rayita y plumón fosforescente'. Es un partido importante para la ciudad. Vamos a llegar bien, es un partido que está esperando toda la ciudad. Estamos listos.

 

Conocía esta rivalidad...

No, pero es una rivalidad... que son tres puntos más. El hecho de que se trate de Unionistas llama la atención porque es de la misma ciudad, es el clásico de aquí. Ahora me han venido hablando de toda la rivalidad que hay.

 

¿Hay relación con el otro club de la ciudad?

No. Conocí a un directivo en una reunión que tuvimos con Guardia Civil por temas de seguridad, el trato fue bueno. Nos pusimos a su disposición, ellos igual, pero no tengo el gusto de conocer ni al presidente ni a sus jugadores.

 

Este tipo de rivalidades son las que hacen este deporte el más hermoso del mundo, lo que apasiona a los seguidores

Le gusta el 'pique...

Sí, claro, este tipo de rivalidades son las que hacen este deporte el más hermoso del mundo, lo que apasiona a los seguidores. Por eso es tan bello este deporte.

 

¿Qué planes tiene para el estadio?

El Helmántico cumple 50 años inaugurado el próximo año, y tenemos en la cabeza algunas ideas. Vamos a esperar a reunirnos con el señor Lovato, veremos qué podemos hacer. En cuanto al club, los planes inmediatos son ascender este equipo a Segunda División, el plan no cambia, vamos a buscar el ascenso. Sería buenísimo empezar el próximo torneo en Segunda con el 50 aniversario del estadio.

 

El Helmántico cumple 50 años inaugurado el próximo año, y tenemos en la cabeza algunas ideas

¿En qué proyectos deportivos y de club se ha fijado en España?

Me llama la atención lo que hace el Athletic de Bilbao. Tiene buenos jugadores, trabaja con chavales talentosos, tiene buenas instalaciones... habrá que conocer más, es el primero que fui a ver. Pude ver el Atlético-Juventus, me encantó el estadio, no lo conocía, ha crecido muchísimo. Simeone dice que es el equipo del pueblo, pero el estadio... Tengo que conocer más para seguir los pasos de lo que han hecho ellos.