Tres informes municipales para constatar una realidad: nadie sabe dónde está la licencia de las Pistas
Cyl dots mini

Tres informes municipales para constatar una realidad: nadie sabe dónde está la licencia de las Pistas

Pista de atletismo del complejo del Helmántico. Fotos: A. Santana

El Ayuntamiento concluye que la histórica instalación tiene licencia de primera utilización por silencio administrativo, pero no aparecen las licencias de las reformas de 2002 y 2018 que se hicieron por la buena relación con Villares de la Reina.

Ha habido que esperar varios meses, pero este viernes en el pleno del Ayuntamiento de Salamanca se ha vuelto a oir hablar de un tema candente hace no tanto: el de la licencia de las pistas de atletismo del Helmántico. El asunto lo ha llevado al pleno del concejal socialista Álvaro Antolín y se ha resuelto apurando al máximo tiempos, plazos y formas, aunque no ha servido de mucho: casi lo único claro es que no se sabe nada, o casi nada, de si las históricas pistas de atletismo tienen licencia en vigor o de las obras recientes. Y se confirma también que la instalación no tiene 'papeles'.

 

El asunto viene del pasado mes de enero, en las lejanas fechas en las que Unionistas CF se preparaba para recibir al Real Madrid en un partido histórico. El club salmantino soñaba con un llenazo de público para un choque que iba a disparar el proyecto 'unionista' a la estratosfera mediática. Pero llegado el momento, no pudo ser: el motivo, la falta de papeleo de las pistas.

 

Según trascendió entonces, cuando se fue a pedir los permisos para colocar gradas supletorias y torres de iluminación, no hubo manera de encontrar las licencias necesarias. Al ir a hacer los trámites se encontró con el problema de que la instalación carecía de licencia de primera utilización a pesar de haberse construido en 1973 y que tampoco había licencias de obra a pesar de haber sido reformadas de manera importante en 2002 y, de nuevo, en el reciente 2018. El Ayuntamiento de Salamanca, titular de la instalación desde que la compró, mantenía que estaba todo en regla, pero las licencias de obras no aparecieron y tampoco la de uso de la instalación. El PSOE pidió entonces información sobre todas esas licencias.

 

Ahora, el concejal socialista Antolín ha insistido en requerir esa documentación, y al fin ha llegado. Ha sido, literalmente, mientras preguntaba en el pleno qué pasaba con los papeles que había pedido. Pero los tres informes municipales remitidos no aclaran gran cosa. En uno se confirma que no aparece la licencia de obra de 2002 y se alega que el archivo del Servicio de Mantenimiento del Ayuntamiento no ha estado organizado hasta 2014.

 

En el segundo informe, sobre la licencia de obra de las operaciones realizadas en 2018, se dice que fueron de escasa entidad y que se basan en el "buen entendimiento" con el Ayuntamiento de Villares de la Reina, en cuyo término municipal está todo el complejo.

 

Y en un tercer informe, el más extenso, sobre si la instalación tiene o no la licencia de primera utilización, ahora equiparable a la ambiental, se asegura que el Ayuntamiento de Salamanca tiene escrituras de la instalación, que adquirió de manera conjunta con la Diputación en 1993. Que durante todo este tiempo se han celebrado competiciones deportivas sin objeciones por parte del ayuntamiento de Villares. Y que dada la actual normativa de licencias, la ambiental se puede conceder por el denominado silencio administrativo una vez pasados cuatro meses: un recurso legal por el que, técnicamente, las pistas tienen licencia... aunque no aparezcan los papeles.