Tres hábitos saludables para evitar el estrés

El calor, el tráfico, el trabajo, los horarios, los hijos, las obligaciones…Son muchas las situaciones que generan estrés y que vivimos día a día hasta que llega un momento en el que la tensión de las cervicales, los dolores de cabeza y el mal humor nos hacen sospechar que nuestros niveles de estrés están por encima de lo normal.

No es algo grave, pero sí puede reconvertirse en un problema peor que afecte a nuestra salud si no le ponemos remedio cuanto antes. Por eso, a continuación, hablamos de tres hábitos saludables que puedes poner en práctica para evitar el estrés o, al menos, para reducirlo.

 

SALIR A CORRER

 

El deporte siempre ha sido, es y será la mejor forma de reducir los niveles de estrés. Salir a correr es solo un ejemplo, pero existen muchos otros deportes que pueden practicarse a diario. De hecho, la natación es incluso mejor porque se junta la relajación muscular que deja un baño con la actividad física que supone nadar.

 

Sea cual sea el deporte que elijas estarás consiguiendo dos cosas muy importantes: liberar endorfinas y hormonas de la felicidad que te harán sentirte mejor y alcanzar un bienestar absoluto después de la práctica deportiva y reducir los niveles de estrés.

 

Es por esto que muchos españoles acuden al gimnasio después de la jornada laboral con el objetivo de despejar la mente y dejar el cuerpo totalmente relajado y libre de las tensiones de todo el día.

 

¿A MÁS SEXO MENOS ESTRÉS?

 

Está científicamente demostrado que el sexo, igual que el deporte, deja al cuerpo en un estado de relajación pleno. Esto se debe a la liberación de las famosas “hormonas de la felicidad” que tiene lugar una vez que se alcanza el orgasmo.

 

Según un estudio llevado a cabo por el Instituto de Neurociencia de la Universidad de Princeton en Estados Unidos, una experiencia sexual puntual aumenta el nivel de cortisol (hormona del estrés) tanto en animales como en seres humanos. Sin embargo, cuando las experiencias sexuales se dan a diario durante un periodo de 15 días, ocurre justamente lo contrario: se reducen drásticamente los niveles de cortisol. Es exactamente lo mismo que ocurre con el deporte, de ahí que salir a correr también sea una buena forma de eliminar estrés.

 

Y no solo eso. El sexo diario es beneficioso también a nivel de formación de nuevas neuronas, aumento de las conexiones entre células nerviosas y reducción de la ansiedad.

 

Pero no te confundas. Estamos en el siglo XXI, año 2017 y para tener un orgasmo no es necesario contar con una pareja estable. Ahora, con el auge de los sexshops y juguetes sexuales cualquiera puede experimentar sensaciones placenteras sin necesidad de contar con la ayuda de otra persona.

 

Y es que los productos de sex shop han pasado de ser un producto tabú a convertirse en los últimos años en un producto de consumo más. Cada vez más, las personas viven la sexualidad en España con mayor naturalidad. Esto, unido a la facilidad de compra que hoy en día tienen los consumidores a la hora de adquirir juguetes eróticos en sex shops online como Vibralia, han hecho de los vibradores un producto de lo más común en la cesta de la compra de cualquier español o española.

 

Existen muchas tiendas eróticas online disponibles hoy en día. Además de Vibralia podemos recomendar esta Tienda de Vibradores Online en la que los vibradores son el producto estrella. Eso sí, ten en cuenta que los vibradores no son el único juguete capaz de producir placer, intensificar los orgasmos y ayudarte a reducir tus niveles de estrés. Hay muchos más, como plugs anales, bolas chinas, consoladores, productos bondage e incluso literatura erótica capaz de despertar la creatividad sexual de cualquiera.

 

Así que ya sabes, cuanto más constantes sean tus relaciones sexuales, menores serán tus niveles de estrés y ansiedad.

 

MÁS TIEMPO PARA TI

 

Conseguir más tiempo durante el día para dedicártelo a ti parece una misión imposible, pero lo cierto es que no lo es. Es cuestión de priorizar y de aprender a escuchar a tu cabeza y a tu cuerpo para saber qué quieren en cada momento. Si los niveles de estrés son tan altos que empiezas a percibir síntomas como cansancio extremo, falta de ganas de hacer nada, mal humor, sensación de tristeza, o soledad aun estando acompañado quizás es momento de comenzar a organizar tu horario de otra manera.

 

Dedica más tiempo a realizar las actividades que te gustan y no te estanques en el sofá desde que llegas del trabajo. Sal a correr, coge la bici, haz una visita al parque con tus hijos. No importa la hora, lo importante realmente es que seas feliz y que hagas las cosas que quieres hacer, independientemente del resto de tareas y obligaciones que tienes que terminar antes de que finalice el día.

 

¿Lo ves imposible? Se puede hacer de muchas formas. Por ejemplo, un robot de cocina programable como la famosa Thermomix ahorra mucho tiempo en la cocina y permite programar el cocinado justo para la hora de la comida o la cena.