Tres ganaderías salmantinas triunfan en los premios equinos

Valoración positiva. La presidenta de Cescale, Isabel Aguilar, califica de “muy bueno” el certamen ecuestre, por la asistencia de público general y profesional y la ausencia de quejas contra la organización
Chema Díez

La primera edición del certamen Taurino-Ecuestre de la crisis tocó ayer a su fin con la entrega de los diferentes premios de los concursos de caballos en los que las ganaderías salmantinas obtuvieron premios gracias a la calidad de sus ejemplares.

Así, de las cuatro ganadería presentes en este certamen, tres fueron galardonadas: Javier Hernández, Vista Alegre y Santa Coloma, que consiguieron un gran reconocimiento pese a que eran mayoría los profesionales de fuera de las fronteras de la provincia salmantina.

A este respecto, la presidenta de la Asociación de Criadores de Caballos de Pura Raza Española de Castilla y León (Cescale), Isabel Aguilar, se mostró muy satisfecha una vez concluido el certamen. “No puedo hacer otra valoración que no sea positiva porque pese a que la jornada del viernes fue más floja, el sábado y ayer acudió un nutrido grupo de visitantes tanto de público general como profesional, y eso es de agradecer”.

En la jornada de ayer se entregaron los premios de todas las categorías, con la presencia de la diputada de Agricultura y Ganadería, Concepción Miguélez, quien también agradeció el esfuerzo de las asociaciones y ganaderos presentes en este certamen.

Por último, Isabel Aguilar hizo hincapié en que el esfuerzo “ha merecido la pena y además estamos muy satisfechos porque ningún ganadero se ha quejado ni de la organización ni de los jueces y eso, según están las cosas, es de agradecer y sinónimo de que el trabajo se ha hecho bien”.

Futuros contactos
Por su parte, este tipo de certámenes también sirven para establecer diferentes contactos comerciales entre unas ganaderías y otras para posibles acuerdos y operaciones pese a la crisis económica. Precisamente fue esta crisis la que a punto estuvo de provocar la desaparición del certamen Taurino-Ecuestre, que ha sabido aguantar el tirón y ya espera que el próximo año las cosas sean bien distintas.

Pero como aún falta mucho para ello, el sector encara en la jornada de hoy la tradicional subasta después de la feria que reunirá ejemplares de ganado charolés y limusín durante toda la mañana.