Tres detenidos en Salamanca por estafar, abrir cuentas bancarias y solicitar préstamos a nombre de sus víctimas

La investigación arrancó tras una denuncia presentada en 2018 por uno de los afectados.

La Guardia Civil ha detenido a tres personas por . Los detenidos son M.I.R.P., mujer de 47 años de edad, I.P.A., varón de 34 años de edad y N.P.Ll., varón de 67 años de edad, a los que se les considera supuestos autores de los delitos de usurpación de estado civil, falsificación documental y estafa, y que han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción nº1 de Salamanca.

 

La investigación comenzó a finales de diciembre de 2018, cuando un particular denunció que una empresa financiera le reclamaba un préstamo a su nombre por importe de 8.000 euros, que aseguraba no haber solicitado nunca. La Guardia Civil pudo comprobar que a su nombre constaban un total de cuatro préstamos en diferentes entidades financieras, por un total de unos 30.000 euros, habiéndose abierto igualmente dos cuentas a su nombre en sendas entidades bancarias.

 

Tras la investigación de la Comandancia de Salamanca los agentes pudieron comprobar que el dinero que llegaba a esas cuentas era transferido posteriormente a otras abiertas a nombre de diferentes personas, que actuaban como intermediarias para dificultar la investigación, y finalmente se ingresaba sin demora a otras cuentas que pertenecían a uno de los supuestos responsables detenido, siendo de estas últimas de la que se extraía el dinero, generalmente a través de cajeros automáticos. En las cuentas de destino final de lo defraudado se detectaron ingresos por importe de 60.730 euros.

 

Según han informado desde la Comandancia, en su modus operandi los estafadores conseguían llegar hasta las victimas gracias a anuncios que colgaban en Internet, ofreciendo condiciones muy favorables para préstamos de consumo. Estos le requerían toda la información necesaria como números de D.N.I., nóminas, cuentas bancarias, declaraciones de renta, etc. Los autores, una vez que se hacían con todos los datos, abrían cuentas bancarias y solicitaban prestamos cuyo dinero era transferido a varias cuentas abiertas a nombre de las víctimas y desde ahí a otras cuentas, hasta que finalmente acababan en las de los estafadores.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: