Treinta años de encuentros entre jóvenes investigadores en Salamanca

Foto: INICE

El INICE prepara la edición número 30 de su Encuentro de Jóvenes Investigadores, que se celebrará en diciembre en Salamanca.

JPA/DICYT El Instituto de Investigaciones Científicas y Ecológicas (INICE), con sede en Salamanca, prepara ya el XXX Encuentro de Jóvenes Investigadores, una actividad abierta no competitiva cuyo fin es la promoción de la investigación entre los jóvenes en los diversos campos del conocimiento, facilitando a un foro de encuentro adecuado para exponer los trabajos. La cita de este año será especial por alcanzar la edición número 30 y se celebrará entre el 5 y el 8 de diciembre.

 

Como en años anteriores, los protagonistas son los investigadores menores de 30 años, independientemente de su nivel de estudios y de su campo de interés, ya que se admiten trabajos de cualquier área de ciencias o letras y estos pueden ser en grupo o individuales e incluso pueden representar a un centro de enseñanza, según la información de INICE recogida por DiCYT.

 

El formato que propone INICE para la presentación de las investigaciones es de 10 minutos de ponencia oral, seguidos de cinco minutos de debate. Posteriormente, los trabajos participantes quedan publicados de forma electrónica.

 

Cada año acuden a esta cita en Salamanca decenas de jóvenes, desde los chicos de enseñanzas medias que tratan de dar sus primeros pasos en el mundo de la investigación, hasta los que ya han superado sus enseñanzas universitarias y muestran el resultado de sus tesis doctorales. Los participantes proceden de toda España y suele haber un buen porcentaje de extranjeros, en los últimos años, especialmente de México, país desde donde se desplazaron una treintena de personas el año pasado entre ponentes y participantes.

 

La idea de INICE al organizar cada año estos encuentros es inculcar la importancia de la investigación científica desde edades muy tempranas no sólo para que los jóvenes desarrollen vocaciones científicas, sino también para mostrar a la sociedad la trascendencia de la ciencia y de su divulgación.