Trazado el nuevo carril bici que comunicará el centro histórico con el campus Unamuno

El trazado del nuevo tramo del carril bici frente al Hospital Clínico Universitario.

El nuevo tramo está en obras y su trazado se ha hecho sobre la acera de la calle Donantes de Sangre. Conectará el centro histórico con el campus universitario.

El nuevo tramo de carril bici que acompañará al nuevo acceso desde el portillo de San Vicente está ya en obras. En los últimos días, los operarios de la empresa concesionaria de la obra han procedido a marcar el trazado que se ha hecho para que comparta espacio con los peatones a lo largo de toda la calle Donantes de Sangre, frente al Hospital Clínico Universitario. Este lunes se ha asfaltado y en breve tendrá las marcas viales y la pintura.

 

El nuevo tramo baja desde el portillo de San Vicente, donde se estrena un nuevo acceso tras eliminar la enorme roca que lo restringió durante años. El nuevo vial para bicicletas permite unir todo el centro histórico a través de esta zona próxima al cerro de San Vicente y poder trasladarse hasta el campus Unanumo. El recorrido desemboca en el paseo Francisco Tomás y Valiente, donde entronca con otro ramal del carril bici ya existente. El nuevo tramo partirá de la confluencia de las calles García Tejado y San Vicente, en el acceso al propio portillo de San Vicente, con el que se consigue la conexión de la red de carriles bici existente con el centro histórico dando así cumplimiento a esta demanda de las asociaciones ciclistas. 

 

Las obras para llevar a cabo el acceso peatonal y ciclista al Hospital Clínico y Campus Miguel de Unamuno desde el centro por el Portillo de San Vicente se iniciaron el día 26 de mayo, aunque el contrato se firmó el día 9 de mayo. Estaban previstas para cuatro meses, con lo que ya han agotado los plazos previstos tras retrasarse en las últimas semanas; el día 12 de septiembre el consistorio anunció que los trabajos se terminarían en dos semanas.

 

La intervención cuenta con un presupuesto total de 255.000 euros y ha permitirdo eliminar la roca que bloqueaba el paso para abrir una comunicación en rampa de uso exclusivo de peatones y ciclistas. A estos trabajos se suma la colocación de pasamanos y barandillas antiescalable metálicas, el pintado de marcas viales y la instalación de luminarias con tecnología LED.