Tranvía en Salamanca: la promesa electoral más 'loca' cumple diez años enterrada

La promesa electoral más espectacular de la historia de Salamanca cumple diez años en el olvido. La inversión, de casi 70 millones de euros, fue descartada en los albores de la crisis.

Un montaje de lo que pudo ser el trayecto del tranvía por Rector Esperabé.

Las campañas electorales ya no son lo que eran. Al menos, no en lo que se refiere a uno de sus elementos indispensables: las promesas. La que ha empezado este día 1 de noviembre será más corta y puede que pase más desapercibida porque, por unos u otros motivos, no está el horno electoral para bollos. Los posibles anuncios electorales ya se han ido desgranando (pensiones, sueldos, impuestos) y, aunque importantes, no logran el impacto de los grandes años de la inversión, cuando se prometían cosas tangibles, infraestructuras de manera fundamental. Y hace más de una década hubo una promesa estrella que se coló en Salamanca para unas elecciones municipales, pasando a la historia como una de las medidas más espectaculares y, a la postre, descabelladas. Hablamos del tranvía.

 

En 2007, en plena precampaña, el tranvía era la promesa de moda. Por aquel entonces muchas ciudades ya lo tenían y algunas más se habían sumado a la 'fiebre' por los raíles urbanos, daba igual los colores políticos de los candidatos. Salamanca no quiso ser menos y anunció su tranvía como medida 'estrella' de la campaña y previsto para la legislatura, pero nunca más se supo. Diez años después, pocos de aquellos tranvías han llegado a ejecutarse y, en algunos casos, han estado acompañados de sonoros fracasos y de casos de corrupción o despilfarro.

 

Cuando se anunció, el presupuesto previsto era de casi 63 millones de euros de entonces: baste decir que ninguna otra obra de la capital ha llegado a ese coste, ni de lejos, a excepción del Hospital (que superará los 200 millones). Pretendía unir la nueva estación del AVE (que nunca se hizo y que ya no llegará a Salamanca), con la de autobuses, pasando por el centro de recepción de visitantes en La Vaguada (todavía sin hacer) o al futuro museo de la Ciudad, que nunca se ha ejecutado. Salamanca no llegó nunca a ver el tranvía a pesar de la insistencia... y casi ninguno de los proyectos asociados.

 

 

La idea estuvo desarrollándose durante algo más de dos años. Tras una primera cifra de 63 millones, el coste estimado se elevó a los 68,8 millones de euros -54,82 destinados a la construcción del tendido y de los sistemas de alimentación y 13,8 para adquirir el material móvil que daría servicio a los usuarios. En marzo de 2018, un conglomerado de empresas formado por FCC, Acciona, Grupo Ruiz (que gestiona el bus urbano) y General de Construcciones Civiles presentaron un estudio de viabilidad.

 

En junio de aquel año el Ayuntamiento presentaba la documentación ambiental del proyecto de viabilidad, para dar cumplimiento al trámite ambiental y "conocer si será o no necesario el estudio de impacto ambiental". Y en noviembre de 2008 todavía se supo que el proyecto no necesitaría evaluación ambiental, aunque había que analizar el impacto de la obra en la imagen de la ciudad y en su patrimonio. No fue la única propuesta de tranvía: incluso Fernando Pablos (PSOE) defendió reutilizar parte del tendido ferroviario que iba a dejar de usarse por la llegada del AVE para hacer un tranvía diésel.

 

Sin embargo, no se realizó como otras muchas promesas de aquella época de 'vacas gordas'. Antes de que terminara la legislatura 2007-2011, el equipo de Gobierno municipal anunció que el asunto quedaba aparcado hasta que la situación económica mejorara, y nada más se volvió a saber. En junio de 2010, en una entrevista con TRIBUNA (la de la portada junto a estas líneas), el alcalde Lanzarote todavía no lo descartaba, pero lo vinculaba a la mejoría económica: la crisis era ya patente y le colgó al proyecto la etique de 'Imposible' que su autor no quería pronunciar. Curioso que en el mismo titular se hablara de otro de sus grandes proyectos, el parking de Los Bandos, también irrealizado.

 

Granada, Lejona (Vizcaya), Bahía de Cádiz, Murcia, Zaragoza, Toledo, Santander, Salamanca, León, Córdoba, Jaén, Jerez, Las Palmas, Vigo, Oviedo o Gijón eran algunas de las ciudades que también se apuntaron al tranvía. Entre todas sumaban 160 kilómetros de vías y 2.000 millones de euros de inversión. En once de los casos, incluído Salamanca, los proyectos no llegaron a iniciarse.

 

 

El origen de la idea

 

Julián Lanzarote anunció el 19 de mayo de 2007 que si volvía a ganar las elecciones recuperaría el tranvía para la ciudad de Salamanca, que había tenido un proyecto para implantarlo a comienzos del siglo XIX. Este servicio iba a comunicar los más de cuatro kilómetros y medio que separan el campus universitario Miguel de Unamuno con la estación de trenes de Vialia, con parte de su trayecto por Rector Esperabé. Se suponía que iba a tener 16 paradas, que combinaría con el bus urbano, que sus cocheras estarían en La Platina, que habría una parada en La Vaguada para dar servicio al centro de recepción de turistas o que uniría la estación de autobuses con la futura del AVE o la de tren convencional.

 

La elección de este itinerario se debe a que "está cercano también a la estación de autobuses, comunicando entre ambos puntos a los viajeros con los entornos del centro de la ciudad, zona comercial y administrativa, del casco histórico y del nuevo complejo hospitalario", añadió Lanzarote en la presentación, aunque se manejaban hasta ocho itinerarios diferentes.

 

El entonces alcalde argumentó que en las cercanías del recorrido residían casi 60.000 salmantinos y que se prevén inicialmente unos 8.000 usuarios diarios, "un 25 por ciento de los que utilizan actualmente el autobús", comentó. Según el popular, los trabajos para poner en marcha este servicio iban a empezar rápidamente si eran elegidos el día 27 de mayo en las elecciones (como así fue) y era un proyecto de mandato, así que aseguró que comenzaría a prestar servicio a partir de 2011.

 

La partida presupuestaria prevista era de 62,82 millones de euros, que se sufragaban mediante concesión administrativa con una gestión de 35 años. Además, Lanzarote destacó que se recuperaba el tranvía como servicio público por "su integración en la trama urbana, el respeto por el medio ambiente, su nula contaminación, su accesibilidad o la flexibilidad que le permite circular tanto por grandes avenidas como por calles estrechas". A lo que añadió "la puntualidad, seguridad y capacidad del tranvía urbano, su bajo consumo de energía y el acceso de los viajeros en supercie, reduciendo signicativamente los tiempos de espera".

 

 

Otras promesas 'locas'

 

El mismo alcalde Julián Lanzarote prometió en varias campañas electorales un circuito de fórmula uno, un zoo, un parque de atracciones además del tranvía. También la estación del AVE, que nunca ha llegado a la ciudad. O la reforma del pabellón de La Alamedilla, anunciada en 2011 y descartada después. O el parking de Los Bandos, una promesa insistente pese a los informes y veredictos contrarios, y que finalmente fue abandonado tras gastar dinero en proyectos y recursos judiciales.

Comentarios

Señor 04/11/2019 23:08 #8
El problema no fue el tranvia o la Pza, de los Bandos el problema fue quien lo pagaba o financiaba, yo creo que la fiscalia de salamanca tenia que haber entrado en su dia, pero ...........................................
Y encima piden el voto 04/11/2019 21:39 #7
Me gustaría saber cuanto dinero nos costaron a todos los estudios previos del parking de Los Bandos y el Tranvía. Pero ¡SERÁ POR DINERO!
Alberto 04/11/2019 14:07 #6
Gracias a dios, menuda burbuja inútil...
...... 04/11/2019 13:00 #5
UNA PENA
Uno 04/11/2019 12:16 #4
Pare que veamos lo que son los políticos...y nos seguirán engañando
Salamankes 04/11/2019 10:32 #3
El tranvía en la ciudad seria rentable y mejoraría el medio ambiente pues contamina "poco" con un estudio para que respete el patrimonio monumental, pues el tiempo de espera es inferior al autobús y su carga tres veces mayor. Pero entra dentro de las promesas mentirosas de estos políticos que nos a tocado sufrir.... SALAMANCA. S. O. S.
Pepe el de la Prospe 04/11/2019 08:41 #2
Sigamos mejor haciendo carriles-bici y aquí no quedará ni Dios.
Pepe el de la Prospe 04/11/2019 08:41 #1
Sigamos mejor haciendo carriles-bici y aquí no quedará ni Dios.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: