Trajes de época para el Bicentenario

Afecir presenta en el Casino un desfile con la ropa que se llevaba en la Guerra de la Independencia
A.S.P.

El Casino mirobrigense fue ayer escenario de un singular desfile de trajes de la época de la Guerra de la Independencia, organizado por la Federación de Empresarios de Ciudad Rodrigo (Afecir), con el objetivo de despertar la atención de los vecinos de cara a la celebración del Bicentenario y conseguir que las calles se llenen de gente ataviada con estas vestimentas.

Precisamente el desfile fue para presentar una colección de las empresas mirobrigenses Mara Complementos Luna y Hermanos Moriche que serán los establecimientos donde podrán adquirirse estos trajes de época.

El desfile lo protagonizaron jóvenes de Ciudad Rodrigo, entre los que se encontraba el actor y director cinematográfico mirobrigense, Pablo Moreno. Los modelos que se presentaron, tanto para niños como para adultos, abarcaban un abanico de la sociedad de aquella época que iba desde la alta sociedad, con trajes verdaderamente llamativos y espectaculares, hasta los utilizados por la gente más humilde del pueblo.

También se ofreció una muestra de los uniformes militares que vistieron los franceses, ingleses y españoles en aquellos años de principios del siglo XIX y que eran, por así decirlo, los que marcaban la tendencia. El precio de estos trajes, según informó el presidente de Afecir podría oscilar entre los 50 a los 300 euros, aunque también cabe la posibilidad de aminorar los costes adquiriendo la tela y encargarse cada uno de confeccionarlos, precisamente en Hermanos Moriche. Concretamente Julete, es el encargado de asesorar y facilitar las telas que se necesiten dependiendo del traje que se elija.

Afecir quiere que la ciudad se convierta en un centro temático de la Guerra de la Independencia, con la presencia de recreadores de la contienda con tintes turísticos y comerciales, pero también busca la colaboración de todos los mirobrigenses para que este evento tenga la repercusión que se merece la ciudad, que jugó uno de los papeles más destacados entre los años 1810 y 1812. Precisamente, para conseguir la mayor repercusión en el ámbito nacional, quieren que Ciudad Rodrigo se vista de época.